Regresar a soychile
    Abrir en nueva ventana

    Javier Colorado: la historia del joven viajero español que está dando la vuelta al mundo en su bicicleta

    Ricardo Muñoz Espinoza rmunoze@estrellanorte.cl

    Hace poco más de un año y medio salió desde su tierra natal y atravesó toda Europa. Por estos días estuvo en Antofagasta y se dirige a Santiago, para luego trasladarse a Argentina. Ya visitó 31 países de cuatro continentes y espera completar la ruta de 45 naciones. Toda su travesía la registra en www.coloradoontheroad.com.

    Se dice que la gracia de vivir está en que se debe luchar todos los días para cumplir los sueños, cualquiera que estos sean. Hay quienes por ejemplo, tienen la meta de recorrer el mundo y pues, aunque parezca muy difícil, existe un joven que está en la recta final para completar tan gigantesca misión.

    Javier Colorado es un joven de 28 años que tenía este anhelo, aunque de una forma más atractiva: dar la vuelta al Globo a bordo de una bicicleta.

    Así, salió hace casi dos años desde su natal España, atravesó Europa, viajó a América del Norte, Central, Sudamérica y por estos días estuvo en Antofagasta para seguir su ruta hacia el sur del país, desde donde espera llegar a Uruguay, Brasil y posteriormente a África, para así emprender el regreso.

    En total son 45 países en total que debe visitar, lo que corresponde a 65 mil kilómetros de pedaleo y a 45 países de cuatro continentes.

    Actualmente, ya conoció 31 naciones y lleva casi 40 mil km de travesía, recopilando la experiencia en una bitácora virtual a través del sitio web www.coloradoontheroad.com.

    Bitácora

    A bordo de las dos ruedas, el madrileño ya recorrió los siguientes países: España, Francia, Italia, Eslovenia, Croacia, Bosnia, Montenegro, Albania, Grecia, Turquía, Irán, Pakistán, India, Tailandia, Laos, Vietnam, Camboya, Canadá, Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Chile.

    “Todo se origina por una pasión de la infancia que tenía por el deporte y unirlo con mi sueño de dar la vuelta al mundo. De ahí surgió el proyecto Colorado On The Road. Este proyecto lo empecé solo, con algunas firmas como Orbea que me pusieron la bici y la ropa. Pero el mayor apoyo que tengo es la gente que me sigue por las redes sociales, es la que me anima, la que me escribe cuando estoy triste, la que me hace donaciones económicas”, comentó Javier a Soyantofagasta.cl.

    Pese a que estaba previsto que terminaría su travesía en poco más de un año y medio, ese plazo deberá extenderse por tres meses ya que en algunos lugares ha permanecido más tiempo que el que pensaba. Pero eso no es impedimento ni una preocupación. Por estos días, saldrá de Antofagasta hasta Santiago donde se detendrá y luego emprenderá con dirección hacia Bariloche en Argentina, aunque sabe que hay riesgo tras la erupción del volcán Calbuco.

    “Desde Uruguay, me dirigiré a Río de Janeiro en Brasil y de ahí quiero volar a Sudáfrica, para luego hacia Egipto y desde ahí comenzar el regreso a Europa. África será mi gran reto”, añadió.

    Oceanía queda fuera de la ruta por razones de “tiempo y dinero. Irse en avión a Australia y luego salir del continente otra vez en avión que no recorres tanto, supone mucho dinero. El avión es lo más caro y la bicicleta es casi como pagar una persona más”.

    Y es que cuando se prepara un viaje, uno de los puntos más importantes es el dinero con el que se cuenta y que determinará no sólo el trasladado, sino que también la estadía. Hasta ahora Javier Colorado ha gastado en total 10 mil euros, considerando que usó recursos para tener el mejor material en su bicicleta, lo que corresponde a más de seis millones 600 mil pesos.

    Travesía

    En promedio son 120 kilómetros los que pedalea al día, aunque reconoce que tuvo complicaciones con el fuerte viento en el Desierto de Atacama.

    Es por eso al llegar a Antofagasta y ahora que saldrá hacia Copiapó, dice que las mejores horas es salir desde las 4:30 de la madrugada y de ahí pedalear hasta el mediodía, para no enfrentar las condiciones naturales.

    Para dormir su bicicleta está equipada con una carpa. Además porta comida para tres días, 10 litros de agua, herramientas, ropa abrigada.

    Sin asistencia, al menos puede sobrevivir tres días. Para ubicarse cuenta con GPS, aunque reconoce que en la carretera es bastante sencillo viajar.

    Javier agrega que estuvo complicado cuando atravesó Turquía durante el invierno porque significa que pedaleó y acampó con temperaturas de 25 grados bajo cero y en el otro extremo, el Death Valley de Estados Unidos, donde el termómetro alcanzaba hasta los 55°.

    Por supuesto en todo este tiempo el español no ha visto a sus seres queridos, comunicándose con ellos sólo a través de las redes sociales y cuando encuentra internet disponible en las ciudades que visita. “Cuando les dije de mi sueño, ellos lógicamente estaban muy preocupados. A algunos amigos míos les hizo mucha risa y cuando salí y superé el primer mes, empezó a cambiar la mentalidad y la sensación de miedo se fue poco a poco en mi familia, cambiándola por orgullo”, añadió.

    Entre todos estos países recuerda con cariño su paso por las naciones de Medio Oriente, ya que le encantó la hospitalidad de las naciones musulmanas en donde se comunicó ya sea en inglés, o en el mayor de los casos a través de gestos. Mientras que en Sudamérica quedó maravillado con la calidez de los latinoamericanos, sobre todo con Colombia y con la gastronomía peruana y por estos días disfruta de las empanadas chilenas.

    “Llevo más de media vuelta al mundo y la última etapa en Sudamérica. Es un sueño hecho realidad. Hay que luchar por ellos. Si tienes mil razones para darte por vencido, encuentra mil razones más para seguir adelante”, dice este viajero mientras toma su bicicleta y baja en dirección a la costa.

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soyantofagasta.cl