Regresar a soychile
    Abrir en nueva ventana

    Soldados del Ejército dejan la institución para trabajar en mineras

    Jorge Melin jmelin@mercurioantofagasta.cl

    Entre enero y junio de este año un promedio mensual de 126 efectivos pasaron a desempeñarse en empresas que operan en la Región de Antofagasta.

    Una verdadera "fuga" de efectivos militares al sector privado, en especial el minero, por mejoras salariales, está poniendo en problemas al Ejército.

    Según informó el comandante en jefe de la institución, general Juan Miguel Fuente-Alba, entre enero y junio pasados, un promedio mensual de 126 soldados profesionales, especialmente los destacados en el norte del país, han dejado las filas castrenses para pasar a desempeñarse en mineras que operan en la zona.

    “Es una situación compleja para el Ejército, debido a que ese soldado profesional tiene una función en la fuerza que, producto de su permanencia, logra un muy buen entrenamiento... un soldado conscripto no está capacitado para ocupar ese cargo”.

    Fuente-Alba precisó en la ocasión que si bien la solicitud del Ejército para 2012 era tener un contingente de 7.000 soldados profesionales, por razones de presupuesto la cifra quedará en 6.726, sumando una planta de 5.963, más otros 763 provenientes del servicio militar que serán también incorporados.

    Álvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com Chile, explicó que es un hecho que en la minería existe un déficit de mano de obra calificada, especialmente de técnicos-profesionales.

    Y, si bien esta industria ofrece a sus empleados un mejor nivel de remuneraciones y otros beneficios, aún hay aspectos que desincentivan a muchos como para incorporarse a las empresas del sector, entre ellos, el sistema de turnos y la extensión de éstos, el trabajo en faena y el clima.

    "¿Por qué la minería se fijaría entonces en efectivos de las Fuerzas Armadas?, pues porque allí se forman buenos profesionales y técnicos, además de que se trata de personas que, por su formación, se adaptarían más fácilmente a las difíciles condiciones en que muchas veces se desenvuelve la minería", manifestó el ejecutivo.

    Los encargados de recursos humanos de las mineras se dieron cuenta de esto, continuó, ante lo cual se estaría produciendo la "fuga" mencionada por el comandante en jefe.

    Pese a que el general Fuente-Alba aseguró en el Parlamento que se tomaron "medidas correctivas" que significaron que el fenómeno declinara desde julio a la fecha, es probable que la situación continúe aproblemando a las FF.AA.

    Más aún ante los montos de las inversiones en la minería, que, en el caso, por ejemplo, de la Región de Antofagasta, llegan a US$24.700 millones de aquí a 2018.

    El gerente general de la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA), Fernando Cortez, enfatizó en este sentido que el país vive lo que se ha denominado como "el segundo ciclo de inversiones del sector minero", debido principalmente a la buena situación por la que atraviesa la demanda del cobre.

    "Así, el sector presenta un requerimiento importante de técnicos y profesionales para hoy y para varios años más".

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soyantofagasta.cl