Viviendas de Antofagasta tienen poste de alumbrado público en el antejardín

Pobladores de diversos sectores de Antofagasta se tomaron la calle para enrejar sus viviendas, dejando estos postes de la luz dentro de sus inmuebles.

Este poste se ubica dentro de una vivienda en la Población Corvallis. (S. Rojas)
Este otro poste del alumbrado público se encuentra en la Población Playa Blanca. (S. Rojas).
Este otro poste del alumbrado público se encuentra en la Población Playa Blanca. (S. Rojas).
Este tercer poste del alumbrado público se encuentra también en la Población Playa Blanca. (S. Rojas).
$ Cuando se trata de arreglar la vivienda propia siempre hay límites, sobre todo con el entorno urbano, sin embargo en Antofagasta esto es algo que no lo aplican algunos dueños de casa ya que la construcción de sus inmuebles se extendió hasta albergar en el antejardín postes del alumbrado público.

Tal es el caso de un par de viviendas ubicadas en dos sectores distintos. La primera se trata de una casa de la Población Corvallis de Antofagasta y en el pasaje Barros Arana, donde uno de los inmuebles tiene dentro de su reja un poste de la luz, lo que ocasiona congestión al transitar, ya sea para los peatones y conductores.

En tanto, la segunda foto evidencia que en la Población Playa Blanca del sector sur de Antofagasta, también dejaron un poste dentro de su antejardín, aunque aquí es más notorio el hecho.

En la Municipalidad de Antofagasta, el jefe de inspección de Obras, Luis Jaramillo, nos comentó que en el plazo que él ha estado encargado de corregir este tipo de situaciones, es decir alrededor de dos años, ha tenido que lidiar con más de 50 casos.

"Nosotros les notificamos las denuncias y les pedimos la demolición (...) de no cumplir se pueden pedir decretos de demolición a los juzgados", explicó el trabajador municipal.

La ley es clara: Aquellos que no cumplan con los 3,5 metros que debe existir entre el domicilio y la calle, y que no hayan solicitado la adquisición de los terrenos a Bienes Nacionales; tienen un plazo de un mes para la demolición, tras la notificación, y de no obedecer se arriesgan a multas de 1 a 100 UTM. Además se puede decretar la demolición de la obra por parte de las autoridades.

Comentarios