El calvario que vive una joven antofagastina debido a que su bebé nació sin ano

Ricardo Muñoz Espinoza rmunoze@estrellanorte.cl

Romina Peralta tuvo que enfrentar la difícil noticia de que su primer hijo venía con una mal formación. El pequeño Diego Cruz Peralta, debe someterse a tres cirugías, pero el millonario costo no está al alcance de la joven madre, que ahora clama por ayuda.

La joven Romina Peralta y su hijo Diego. (Romina Peralta).
$ El nacimiento de un hijo es el momento más esperado y lindo de la vida, pero a veces ocurren situaciones impensadas que pueden transformar ese hermoso instante en una situación bastante complicada.

Es lo que le sucedió a la joven antofagastina y ex alumna del Liceo Experimental Artístico (LEA), Romina Peralta Astudillo de 34 años, quien reside actualmente en Santiago y que hace ocho meses dio a luz a su primer bebé llamado Diego Renato Cruz Peralta.

Tras vivir un embarazo normal y luego del parto, los médicos le informaron un diagnóstico extraño y a la vez devastador: Su bebé nació sin ano, producto de una mal formación congénita anorrectal y para lo cual no hay una causa conocida. De hecho, las estadísticas estiman que uno de cada cinco mil niños nacidos presentaría este raro problema.

“Apenas nació (en la Clínica Dávila de Recoleta) me dijeron que había que operarlo de inmediato. Sin embargo, en el hospital que me correspondía, el San Borja, no me dejaron ya que me comunicaron que no había cupo”, comentó Romina a SoyAntofagasta.

El panorama es bastante complicado para esta joven madre ya que su pequeño debe someterse al menos a tres operaciones, donde la primera costó cuatro millones de pesos y fue efectuada en la clínica Dávila. Como tiene Fonasa y esta enfermedad no es parte del plan Auge, debe acudir a la salud privada.

El problema es que Romina en estos momentos no está trabajando, debido al postnatal dado que necesita tiempo para cuidar a su hijo. Además, las licencias aún no se las han pagado y a esto hay que agregar que es madre soltera, por lo que todo el peso del tratamiento de Diego se lo han llevado los abuelos del bebé. “Ahora no sé qué vamos a hacer, no tenemos plata”, declaró.

En cuanto a las operaciones, la primera consistió en una colectomía, la cual correspondió en sacar el intestino hacia el estómago de Dieguito, con el fin de que pudiese defecar. “Él hace sus necesidades por su guatita, ayudado por una gasa y un apósito”, añadió. La segunda de las intervenciones quirúrgicas buscará reconstruirle el ano, lo cual tiene un proceso de tres meses y la tercera es unir el intestino con el conducto excretor.

En total, las tres operaciones bordearían los 12 millones de pesos, dinero que obviamente no tiene. Solo ha costeado el tratamiento gracias a bingos realizados por su familia y con el postnatal ha pagado sus cuentas.

“Todo esto ha sido súper fuerte, sobre todo en los primeros meses. A veces me siento resignada, pero siempre tengo la fe en que mi hijo se pueda recuperar y hacer una vida normal. El problema es el costo…la plata que no tengo para que mi pequeño se pueda sanar”, precisó

La segunda operación de Diego Cruz Peralta debería haberse realizado, pero su médico se enfermó, por lo cual se reprogramó para el próximo 19 de febrero.

La joven además, realizó un llamado por si es que alguien quiere prestarle ayuda, puede hacerlo a la cuenta rut del Banco Estado 13421145-8 a nombre de Romina Paola Peralta Astudillo.

Quienes deseen contactarse con ella pueden hacerlo al teléfono 8-2046923.

Comentarios