Regresar a soychile
    Abrir en nueva ventana

    [EN 360°] Recorre el Balneario Municipal de Antofagasta, una playa con historia y memoria

    Soyantofagasta.cl

    Todo antofagastino guarda en sus recuerdos, los veranos vividos en esta playa que popularmente era conocida como Los Baños Municipales. Ahora daremos un recorrido por el presente y el pasado. Para verlo debes mover el video hacia donde quieras ir.

    Conocida popularmente como “Los Baños Municipales”, el actual Balneario de Antofagasta, fue y sigue siendo la playa más visitada. Y es que sus cálidas aguas y sus arenas blancas, guardan los recuerdos de los mejores veranos.

    Todo aquel que haya vivido en Antofagasta, conserva en su memoria los más dulces e inolvidables momentos en este balneario. La balsa y la puntilla, eran los lugares favoritos de los bañistas, quienes entrenaban sus “piqueros” y sacaban a relucir en el agua todas sus habilidades de nadadores, convirtiéndose en verdaderos deportistas.

    Darse un baño en la “Poza Chica”, en donde el agua era más cálida, era la obligación de todos quienes visitaban la playa.

    El Balneario Municipal, es un lugar muy turístico y tiene la ventaja de estar enclavada en una zona cuyo clima templado permite disfrutar de las bondades de la costa en cualquier estación del año.

    Dániza Urrutia, tiene 50 años y llegó a Antofagasta a los cuatro años, y cuenta que "los recuerdos que tengo yo del Balneario Municipal, era llegar y siempre íbamos en las tardes con mis hermanos que éramos ocho, me acuerdo que estaba la Poza Chica y la Poza Grande, y los más chicos nos dividíamos y nos íbamos a jugar en ese lugar. Me acuerdo que usábamos las cámaras de los neumáticos, y nosotros teníamos una chiquitita que compartíamos con mi hermano y mis hermanos mayores tenían las más grandes".

    Dániza dice que en ese tiempo había sólo una locomoción que les servía "y teníamos que caminar algunas cuadras hacia avenida Angamos para poder después regresarnos. Y también los recuerdos que me quedan de ese tiempo, era que después de bañarnos comíamos pan de huevo y mi hermano mayor que estaba a cargo de nosotros nos compraba los turrones, eso era para nosotros la playa: pan de huevo y turrones".

    "Después nos íbamos a la casa mojados con las toallas. Tengo bonitos recuerdos de los veranos. Las duchas eran tradicionales te pasaban unas fichitas que los hombres se la amarraban en el traje de baño, con una especie de pitita y estaba enumerado, y después del baño pasaban a ducharse", manifiesta.

    También recuerda que "en ese tiempo habían casilleros y uno cuidaba como hueso santo el numerito. La balsa con el bote “cache palo”, y los más chicos ya cuando crecíamos nos pasaban de la poza chica la playa grande, y llegar a la balsa o más todavía llegar a la puntilla, era lo máximo ya sabías nadar. Uno de mis hermanos era campeón de clavadista, una vez salió en El Mercurio, le tomaron fotos, mi hermano en ese tiempo tenía 17 años".

    Además dice que en esa época había toda una cultura del deporte y la natación. "Todos los días íbamos a bañarnos, pasábamos los veranos completos en la playa".

    Recuerda que es un video en 360° y para verlo debes mover las imágenes con el cursor o con tu dedo, según donde quieras ir. Si tienes lentes de realidad virtual, ¡Mejor!.

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soyantofagasta.cl