Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Joven terminó con fractura en su pie tras presunta agresión de guardias de Kmasu Chillán

    La denuncia fue hecha por el padre del estudiante, quien asegura que su hijo no sabe el motivo de la golpiza.

    Nuevamente la discoteque Kmasu se ve envuelta en una polémica, luego que un angustiado padre denunciara que los guardias de seguridad del recinto golpearon brutalmente a su hijo aparentemente sin motivo alguno y le causaran una fractura en su pie izquierdo y diversos hematomas.

    Según relató Cristóbal Morandé su hijo José Agustín, de 21 años, asistió junto a un amigo a la discoteque el día sábado 6 de enero y cuando se quedó solo, dos guardias lo sacaron desde el interior del club.

    “Al interior de la discoteque él se quedó solo porque el amigo fue a bailar y fue tomado por dos guardias, quienes le dijeron que tenía que salir del recinto. Él les preguntó ¿qué había pasado?, ¿qué había hecho?, ¿cuál era el problema? para que lo sacaran y le dijeron afuera vamos a conversar”, contó el padre.

    Su progenitor sostuvo que los hombres “lo sacaron arrastrando y de muy mala forma”. Una vez afuera del club nocturno el joven insistió en saber los motivos de la expulsión, pero “sin mediar ninguna explicación, le pegan en la cara, lo botan al suelo. Cuando se logró parar lo golpearon de nuevo y ya en la tercera (vez que cae), llegaron otras dos personas aparte. No tengo claro si eran amigos de los guardias o guardias de civil y entre los cuatro le dieron una pateadura tremenda en el suelo”, describió Cristóbal Morandé.

    Después de la golpiza fue llevado a la clínica Chillán por su amigo, donde lo diagnosticaron con una luxofractura del tobillo y peroné. “Fue operado la tarde del sábado y le pusieron una placa metálica con seis o siete tornillos para calzar los huesos y lo más complicado será la recuperación de siete meses, además los dos primeros meses no podrá pisar”, detalló.

    El padre no sabe si su hijo podrá retomar sus estudios en Santiago debido al tiempo de recuperación.

    Morandé asegura nadie de Kmasu se ha contactado con su familia. “Nadie de la discoteque se ha contactado con nosotros ni fueron a la clínica para ver su estado de salud (de su hijo). Me imagino que para ellos debe ser un caso más de los muchos que pasan”, dijo.

    Desde la Kmasu Chillán escuetamente respondieron “sigan el juicio”.

    Cabe recordar, que ésta no es la primera denuncia de agresiones por parte de los guardias de seguridad del recinto, en abril de 2016 otro padre daba a conocer que su hijo habría sido golpeado al interior de la discoteque, lo que le causó fractura en una mano y varios hematomas.

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soychillan.cl