Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Experto explicó la caída de Chillán en el Índice de Calidad de Vida Urbana 2018

    Un cambio en el 50% de las variables de las medición por datos objetivos afectó la evaluación de la capital regional. Chillán presentó dos ítems no favorables y por debajo del promedio nacional: Condiciones Laborales y el Ambiente de Negocios.

    La sustitución de variables subjetivas por objetivas y la inclusión de otros elementos tomados en cuenta para la realización del estudio de Índice de Calidad de Vida Urbana (ICVU) 2018, fueron fundamentales para que Chillán pasara del puesto 37 al 57, así lo explicó Arturo Orellana, coordinador del ICVU.

    "Cambiamos el 50% de las variables, sacamos un cuarto de las variables que eran subjetivas e incorporamos variables objetivas. Además, hicimos una actualización que no habíamos hecho antes porque los datos más antiguos que tenemos son de 2015 y agregamos algunas cuestiones relacionadas con vivienda y fundamentalmente en condiciones laborales; de hecho el 50% de las variables cambiaron y las de vivienda también", detalló.

    De acuerdo a los resultados del ICVU, publicados el martes pasado, Chillán presentó dos ítems no favorables, siendo estos las condiciones laborales y el ambiente de negocios, con 25,18 y 17,53 respectivamente, estando en el rango inferior del promedio nacional.

    "Chillán retrocede fundamentalmente porque al ser una capital regional, y en el contexto de la regionalización, hay que considerar que en condiciones laborales y en ambiente de negocios está rezagada en términos del nivel de desarrollo que debería tener y por otro lado hay un rezago en el tema de conectividad y movilidad. Si bien eso no es grave, hay una disminución en términos de que en la medida que esa ciudad se está metropolizando requiere tener mayor desarrollo en infraestructura y conectividad, conforme a que ya son parte de un área metropolitana con Chillán Viejo y lo hemos considerado así", agregó Orellana.

    A su juicio, la futura capital regional tiene dos grandes desafíos para el futuro, uno es el tema económico con las condiciones laborales y ambiente de negocios, y el segundo hito es la conectividad y movilidad.

    Pese a las falencias detectadas por el estudio del ICVU, Chillán está en el rango promedio nacional de las ciudades que provee a sus habitantes de bienes y servicios públicos y privados que impactan de manera favorable su calidad de vida. "Si bien baja su posición relativa, se mantiene en el estándar de calidad de vida que había tenido antes", dijo el coordinador de la investigación.

    Usar datos a favor

    El analista recalcó los buenos estándares que cuenta la ciudad en el área social, cultural y educacional. "Hay buenos estándares de educación, se provee educación tanto en básica, media y en la preparación para la PSU; y lo otro tiene que ver con la participación social con el tema relacionado con la violencia intrafamiliar y el embarazo en adolescentes, que son partes de las variables que se constituyen para el cálculo de las condiciones.

    Por otra parte, la presidenta de Cámara Chilena de la Construcción (CChC) Chillán, Claudia Rigall, dijo que los resultados de la investigación deben ser mirados como una oportunidad de progreso para la región de Ñuble.

    "Creemos que lo que el Índice de Calidad de Vida nos debe dejar como conclusión es la enorme oportunidad que tenemos como región para crecer y desarrollarnos. Hemos estado por muchos años buscando este impulso que significa ser región, por lo tanto estoy segura que es el momento para unirnos tanto el mundo público como privado y apuntar a dar soluciones a las falencias que aún tienen nuestras ciudades en Ñuble", subrayó.

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soychillan.cl