Investigan sangrienta riña en sector San Antonio en Ancud

Luis Contreras lcontrerasv@laestrellachiloe.cl

Interno en la unidad de cirugía del hospital San Carlos de Ancud permanece un joven que la madrugada del 20 de septiembre fue apuñalado en un confuso hecho en el sector San Antonio de esta ciudad.

La víctima fue derivada a la urgencia del hospital ancuditano.
$ Los sucesos ocurrieron en el interior de una vivienda deshabitada ubicada en calle Lord Cochrane cuando la víctima identificada como Carlos Güineo Barría (21) junto a su primo Luis Barría Güineo (19) caminaban junto a tres amigos más luego de abandonar las fondas del Parque Municipal en Bellavista para dirigirse con destino a población Bonilla.

Según el relato de la madre, Mirta Barría, el hecho de sangre se habría producido en los instantes que un grupo de jóvenes desde la casa habitación invitaron a su hijo a pasar siendo el instante en que por causas no precisadas fue atacado con un arma blanca sufriendo heridas cortantes en distintas partes del cuerpo.

La mujer quien fue informada por su hermana respecto a los acontecimientos llegó hasta el servicio de urgencia del hospital local donde fue comunicada del diagnóstico médico realizado durante la atención.

La mujer, indicó que “me llamaron a las cinco de la mañana, mi hermana, contando que mi hijo estaba aquí en urgencia, vine a verlo y se encontraba con lesiones graves, según el médico me dijo que iba a haber traslado pero lo atendieron en Ancud”.

Gloria Barría, tía del joven afectado, defendió el actuar de su sobrino junto con condenar el ataque del grupo antisocial que agredió a su pariente sumando que “llegan cinco individuos, llegan y los pescan y le empezaron a pegar y a pegar”.

La tía añadió que “mi sobrino lo fue a saludar nada más, porque eran amigos, andaba un colega de trabajo también y lo desconocieron y les pegaron, mi sobrino andaba con un poco de alcohol”.

En el violento ataque resultaron lesionados ambos primos los que gracias al llamado realizado por uno de los amigos denunciando el episodio a Carabineros se evitó un crimen de sangre.

La familia explicó que sus parientes conocían a sus agresores siendo fundamental para que personal policial lograra posteriormente su captura siendo puestos a disposición del Juzgado de Garantía donde fueron formalizados.

Jorge Raddatz, fiscal del Ministerio Público, explicó que durante la audiencia los dos imputados fueron “formalizados por lesiones graves de acuerdo a lo que establece el parte policial, estas dos personas junto a otras habrían agredido a un joven y a otra persona que resultó con lesiones de carácter leve”.

El abogado señaló que los dos inculpados quedaron con la medida cautelar de arresto domiciliario existiendo un plazo de 60 días para el cierre de la investigación.

Comentarios