Regresar a soychile
    Abrir en nueva ventana

    Delincuentes roban oficinas del cementerio municipal de Castro

    Ataque delictivo confirma problema de seguridad en cementerios castreños.

    Los cementerios en Castro se han transformado en verdaderos focos delictivos. Ya no solo se tratan de sacrilegios y vandalismos propiciados por alcohólicos o drogadictos que vulneran las escasas medidas de seguridad de los recintos, sino también de ataques puntuales para apoderarse de especies. Todo lo que encuentran de valor es bienvenido, dicen los antisociales. Incluso, unas tijeras.

    Así quedó demostrado en el último ataque perpetrado durante la madrugada de este jueves en el camposanto municipal, emplazado en calle Galvarino Riveros, donde dos sujetos violentaron las oficinas administrativas generando destrozos y apoderándose de artículos menores. Es más, testigos indicaron que los sujetos también habrían intentado quemar estas instalaciones.

    Efectivos de la Segunda Comisaría castreña se constituyeron en el sitio del suceso, después del denuncio de un vecino, quien despertó ante el literal "crujido" de la puerta destrozada por los antisociales. Una presta notificación que posibilitó el éxito del procedimiento.

    captura

    Con esta información y en un rápido operativo, como enfatizó el subcomisario Esteban Escobar, se logró dar con el paradero de uno de los sujetos al interior del cementerio.

    "Habían entrado a las oficinas y sacaron cosas menores, como un monitor y hasta unas tijeras, pero se lograron recuperar las especies. Además, uno de los sospechosos fue aprehendido en los momentos en que intentaba huir", acotó el oficial sobre la captura del joven de 21 años, quien no logró escapar por las panderetas que cierran el perímetro del recinto, hasta resultó lesionado por esta acción.

    Durante la jornada del viernes, el imputado fue puesto a disposición de la justicia y en un requerimiento simplificado fue condenado por su responsabilidad en el delito de robo en lugar no habitado en grado de consumado.

    En la audiencia realizada en el Juzgado de Garantía de la capital chilota, el fiscal Enrique Canales presentó los cargos dictándose una sentencia inmediata de 61 días de presidio, a lo que se sumó otra idéntica por un delito de daño.

    El persecutor recalcó que se concretó este término de la causa debido a que se recuperaron las especies y con todos los antecedentes reunidos ya no se requerían más diligencias.

    Eso sí, la fuente alertó que "sigue vigente la investigación del otro sujeto que intervino en este caso, quien logró escapar, puesto que personal de Carabineros dio prioridad en la detención a la persona que huía con una caja con especies, justamente el imputado que fue requerido".

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soychiloe.cl