Regresar a soychile
    Abrir en nueva ventana

    Campaña busca que menor se trate en Francia su enfermedad

    El pequeño Cristian Bilbabo (4) padece de dermatitis atópica crónica severa que le provoca una intensa picazón en todo el cuerpo. A través de la Clínica Santa María se dispuso de un cupo de atención en la Estación Termal Avene.

    Una compleja condición de salud vive un pequeño un menor de 4 años que padece de una severa dermatitis. Debido a lo avanzado de su enfermedad existe una sola alternativa para sanarse, viajar a Francia para recir tratamiento. Una opción que se ve lejana por el costo del tratamiento y el traslado, por lo cual se desarrolla una campaña para que la comunidad ayudar al pequeño.

    Cristian Alonso Bilbao Pereda, que vive junto a sus padres en la Villa Alonso de Ercilla en Castro, comenzó a evidenciar los primeros síntomas de picazón y dolor en la piel cuando tenía poco más de un año y medio de vida.

    Esta condición obligó a sus padres a llevarlo en una primera instancia al Hospital Augusto Riffart de Castro oara iniciar un tratamiento que aliviar la enfermedad que comenzó a atacar su cuerpo.

    "Mi hijo desde pequeño empezó con síntomas de dermatitis pero bien aislados, no nos daba más allá de que fuera algo grave, pero era como súper poco, no pensamos que se iba a desarrollar tanto", relató Tamara Pereda, madre del niño.

    El cuadro, sin embargo, se agudizó en junio de 2016 cuando el pequeño ingresó grave al centro asistencial local, literalmente sin piel debido a la picazón y la desesperación por rascarse en distintas partes de su cuerpo.

    Internado

    Cerca de veinte días estuvo Cristian hospitalizado mientras se le realizaban diferentes exámenes médicos, entre ellos una biopsia a la piel para establecer qué tipo de enfermedad cutánea lo estaba atacando.

    Mientras tanto y en espera de los resultados médicos las consultas profesionales se trasladaron al Hospital Base de la capital regional y a la Clínica Puerto Montt hasta que se confirmó por parte del recinto de salud de Castro que el menor era objeto de una dermatitis atópica crónica severa.

    La mamá recordó que "a los 20 días de declarada la dermatitis, volvió a tener otra recaída, cayó nuevamente al hospital y allí fue más fuerte aún, desde ese tiempo le invadió su cuerpo", agregando que "han sido dos años bien complicados porque desde ese momento tuvimos que salir de la Isla para poder optar a tratamientos y ver otras opiniones médicas".

    Crónico

    A pesar de la frecuencia de la dermatitis, la cronicidad que posee Cristian lo obliga a ser atendido fuera de Chile.

    No obstante, Pereda viaja una vez al mes a Santiago junto a su hijo para ser atendido en el Hospital San Borja Arriarán donde es examinado y recibe el suministro del fármaco Metotrexato, una potente droga para calmar el dolor causado por la enfermedad.

    El mismo médicamente se aplica a los pacientes que padecen cáncer de huesos.

    Sólo este proceso mensual ha derivado en un desembolso considerable de dinero para el grupo familiar. En este período es que se logró a través de la Clínica Santa María disponer de un cupo de atención en la Estación Termal Avene de Francia, complejo médico dedicado a la dermatología.

    "Mi hijo reúne todos los méritos y el cupo está, ahora para viajar tenemos que tener 7 millones de pesos", subrayó la mujer.

    Para lograr el cometido se han iniciado a nivel local y a través de las redes sociales diferentes actividades benéficas para recaudar los recursos que necesitan para viajar a Europa en busca de la sanación del niño. Las primeras acciones ya han arrojado una recaudación que alcanza a los $3 millones.

    La suma total debe estar reunida en un plazo no superior al 23 de septiembre.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soychiloe.cl