Regresar a soychile
    Abrir en nueva ventana

    Salud decomisó más de 800 kilos de carne en Iquique

    Pérdida de la cadena de frío, condiciones organolépticas no adecuadas para su venta y problemas en la fecha de vencimiento fueron las principales razones de la incautación.

    Más de 800 kilos de carne decomisada y 11 sumarios sanitarios son el resultado de las últimas fiscalizaciones que han desarrollado la Secretaría Ministerial de Salud (Seremi) y el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en Tarapacá.

    A ellos una prohibición de funcionamiento para un local de empanadas en la comuna de Pozo Almonte.

    La seremi de Salud, Patricia Ramírez manifestó que “los principales problemas en los decomisos que hemos tenido, que suman 884 kilos de productos cárneos, han sido por pérdida de la cadena de frío, por condiciones organolépticas no adecuadas para su venta y por problemas en la fecha de vencimiento, así que es muy importante que las personas se fijen en la fecha de vencimiento de cada producto y en las condiciones de cada producto antes de consumirlo”.

    Agregó que también el público debe prestar atención a las condiciones higiénicas de los vendedores y los locales donde realizan las compras.

    Por su parte, el director regional del SAG, César Cardozo, explicó que durante Fiestas Patrias, el Servicio reforzará su fiscalización para que los tarapaqueños puedan comprar con confianza carne de buena calidad.

    “La fiscalización a carnicerías es una actividad permanente del Servicio y que tiene como propósito lograr una mayor transparencia en la cadena de comercialización de las carnes tanto nacionales como importadas, con el fin de asegurar a la comunidad que el producto que compra cumple con las exigencias sanitarias, al igual que hayan sido faenadas en mataderos autorizados y cumplan la normativa de tipificación de carne y nomenclatura de los cortes”, acotó Cardozo.

    Chicha.

    De igual forma, profesionales del SAG acudieron hasta el sector del Cementerio Nº3 donde se comercializa la tradicional Chicha producida en las localidades de San Felipe, Los Andes y Villa Alegre.

    El director del SAG comentó, además, que toda la chicha que se expenda en supermercados debe estar etiquetada, señalándose el nombre y dirección del envasador, el tipo de producto (chicha), su grado alcohólico (11,5 ° máximo) y el volumen.

    “Llamamos a la comunidad a adquirir chichas sin ningún olor extraño, porque lo normal es un buen aroma, entre fruta y vino; sin sabor a sacarina, sin partículas en suspensión, y en el caso de dudas sobre el producto, a exigir procedencia con documentación de respaldo”, puntualizó Cardozo.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soyiquique.cl