Regresar a soychile
    Abrir en nueva ventana

    Sacerdote renunció a la diócesis de Osorno por la “división que provoca” el obispo Barros

    Miguel Molina dejó la administración parroquial de Puerto Octay, sumándose a otros dos curas que han partido tras la llegada de religioso.

    El sacerdote católico Miguel Molina renunció a su cargo como administrador parroquial de Puerto Octay acusando notables diferencias con el obispo de la diócesis de Osorno, monseñor Juan Barros, cuya figura -desde que llegó en 2015- sigue siendo foco de polémica luego que denunciantes del caso Karadima lo acusaran de encubrimiento.

    Mediante una carta, Molina expresó su intención de ser trasladado a la iglesia de Punta Arenas, señalando que “he llegado a esta decisión debido a mi estado de salud físico, emocional y espiritual que se ha visto deteriorada por el exceso de trabajo y preocupación pastoral y el desgaste de las relaciones humanas y personales”.

    En el texto, el cura acusa un “notorio ambiente de división que provoca la presencia y permanencia del obispo en la diócesis (Juan Barros) y la relación no fraterna, cercana, honesta y paterna que ha tenido conmigo, otros miembros del clero y la comunidad diocesana”.

    Su caso se suma a otros dos sacerdotes que también han solicitado marcharse de la diócesis local tras la llegada de monseñor Barros. Así lo consigna El Austral, donde puedes leer más reacciones a esta nueva polémica que rodea a la Iglesia Católica en la zona.

    Publicado por: Felipe Guerrero

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soyosorno.cl