Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Cuatro sacerdotes de Osorno analizan la salida del obispo Barros

    Pedro Kliegel, Walther González, Adán Lugowski y Américo Vidal se refirieron a la decisión del Papa.

    El padre Pedro Kliegel había cuestionado en 2015 el nombramiento de Juan Barros como obispo de Osorno. Luego de conocer la salida de Barros y la decisión papal de aceptar la renuncia, Kliegel consideró que es un paso para encontrar la paz aunque sea doloroso.

    “El diálogo permanente y profundo, faltó. Tenemos que hacer esa autocrítica. No fuimos capaces de acercarnos en forma tranquila y una intervención de afuera a veces es necesaria”, aseguró en exclusiva a El Austral.

    Walther González, sacerdote de la parroquia Jesús Obrero, defendió la labor de monseñor Barros durante los más de tres años que estuvo frente a la diócesis de Osorno. González describió al ahora ex obispo de Osorno como “un hombre de Dios que tiene mucha fe y amor por la Iglesia”.

    “Cada uno en su conciencia tendrá que responder frente a Dios”, manifestó en alusión a quienes adversaron al monseñor. Con relación al nombramiento de Jorge Concha, nuevo administrador apostólico de Osorno, expresó que estará a su disposición: “No puedo hacer un juicio, ni menos un prejuicio de su persona”.

    Adán Lugowski, cura de la parroquia del Espíritu Santo en la población Quinto Centenario en Rahue, cree que la decisión de la salida de Barros fue tomada para que pudiera descansar. A su juicio, al sacerdote le hacían la vida imposible.

    “El Movimiento de Laicos de Osorno tenía el objetivo de interrumpir celebraciones litúrgicas poniendo parlantes en altavoz, y eso no es correcto. Debieran reconocer las cosas que hicieron mal. Esto es no respetar la presencia de nuestro señor Jesucristo en medio de la liturgia”.

    Américo Vidal, capellán de la cárcel de Osorno y sacerdote de la parroquia Santa Rosa de Lima, opinó  que tuvo la convicción de que Barros nunca debió asumir como obispo.

    “Se va a hacer muy difícil aunar criterios y también hacer un trabajo pastoral... Y queremos realmente que nuestra diócesis sea un lugar permanente de encuentro y reconciliación, y una Iglesia que dialogue e invite al diálogo”, contó.

    Lee también:Nuevo administrador apostólico de Osorno: "Todos han sufrido, incluso Barros"
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soyosorno.cl