Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Arquitectos rechazaron la demolición de la histórica casa Niklitschek de Puerto Varas

    Marcelo Galindo hgalindog@diariollanquihue.cl

    El municipio local no puede hacer nada, pues se trata de una propiedad privada, que no está dentro del área denominada Zona Típica. Según el alcalde intentarán rescatar piezas para construir una réplica.

    La casa Niklitschek construida entre 1916 y 1918 en la calle San Bernardo con Portales, en el centro de la ciudad de Puerto Varas, comenzó a ser demolida tras ser adquirida por una empresa de buses, y cuyo proceso de desarme se materializó mediante una resolución de la Dirección de Obras Municipales (DOM).

    La situación alarmó a los arquitectos, historiadores y expertos en restauración de la zona y la comuna lacustre, quienes rechazaron y lamentaron esta medida. No está claro qué se busca construir en este punto de Puerto Varas, pero el terreno y el inmueble fue adquirido por la Inmobiliaria Lolcura Limitada, ligada a la empresa de Buses ETM.

    Junto a la casa Niklitschek también fue adquirida la propiedad vecina donde estaba Agrodécima.

    Otros antecedentes indican que la administración municipal habría solicitado un estudio de lo que valía sacar el inmueble y sólo el desarme costaba $80 millones. Aseguran que la casa estaba muy deteriorada, ya que estuvo cinco años desocupada y con goteras.

    El alcalde Álvaro Berger aclaró que lo que ocurre con esta casa se relaciona con la propiedad. “Al ser de propiedad privada y al no poseer restricción, es decir, al no estar resguardada o no ser parte del polígono protegido de la Zona Típica, ni tener el carácter de conservación histórica, el municipio no puede hacer nada frente a una eventual demolición. Sin embargo, siendo coherentes con nuestra visión de desarrollo y la preservación del patrimonio arquitectónico de la comuna, estamos en conversaciones con la inmobiliaria, para que dicho inmueble sea donado al municipio en vez que sea demolido".

    Berger agregó que "nos encontramos atados de manos, ya que dentro de la normativa legal que nos rige, sólo se puede invertir con fondos municipales en aquellas obras de propiedad municipal y siendo ésta de un privado, nuestra capacidad técnica y legal sólo se puede materializar en el retiro de aquellas piezas más relevantes y que se encuentren en condiciones de ser recuperadas para un posterior levantamiento, como, por ejemplo, estructuras de puertas, ventanas, escalera, molduras y arcos. La idea es que estos elementos sean resguardados en dependencias municipales, y durante los próximos meses, postular a financiamiento externo para que con las piezas se pueda construir una réplica de la casa y emplazarla en algún lugar de la comuna, con el fin de preservar parte de su patrimonio”, comentó.

    El arquitecto de Puerto Varas, Raúl Palma opinó en tanto, que “se podría perder para siempre una casa de carácter patrimonial, que le da identidad a Puerto Varas y que con imaginación se podría reciclar para mantenerla en su lugar, y segundo, porque la posibilidad que se instale un terminal de buses en pleno centro es nefasta desde el punto de vista urbanístico y va en contra de lo que ha sido la política de sacar los buses del centro para descongestionar”, argumentó.

    El arquitecto e historiador Gian Piero Cherubini confirmó que la casa no está considerada para su conservación. “No es un inmueble de conservación histórica y ello dificulta su protección y ata de manos a la Municipalidad. La casa Ebel en Puerto Montt es distinta, porque es una casa de conservación histórica. La casa Niklitschek es bonita e interesante, desde el punto de vista arquitectónica, y con ello se pierde la historia de cómo era la vida del puertovarino a principio del siglo 20. Es muy lamentable, porque nos demuestra una falta de respeto por nuestra propia historia”, explicó.

    Pablo Moraga, arquitecto y especialista en restauración, fue coincidente con su colega en el sentido que la casona no tiene protección patrimonial, “es un tema de voluntad y depende del propietario. Lamentablemente, esto llega a destiempo, porque hace tiempo se informó que la casa tenía un valor, pero no se tomó en consideración esa información y ahora esta ad portas de ser demolida, y hoy en día este tipo de casas se pueden recuperar. Hay diversas técnicas y no es complejo. Ojalá, el municipio cuente con los recursos para no perder esta oportunidad”.

    Otro antecedente indica que, tras un estudio realizado por la facultad de arquitectura de la Universidad de Chile en 1989, la casa Niklitschek fue declarada como edificio monumento.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soypuertomontt.cl