• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Detectaron millonaria deuda en Hospital San Martín de Quillota

    Rodrigo Ansaldo

    Cerca de 15 irregularidades encontró la Contraloría Regional de Valparaíso. El objetivo de la fiscalización era examinar las compras de medicamentos y de equipamiento.

    Tras una investigación de un año realizada por la Contraloría Regional de Valparaíso al Hospital San Martín de Quillota, se encontraron alrededor de 15 irregularidades. El objetivo era examinar las compras de medicamentos y equipamiento, sumado a las prestaciones médicas realizadas por el recinto entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2016.

    Según información dada a conocer por El Mercurio de Valparaíso, el argumento que usó la Contraloría Regional de Valparaíso para realizar la fiscalización fue el endeudamiento por el que están pasando algunos recintos del país, esto ha llevado a un “aumento sostenido” de los gastos operacionales del Sistema Nacional de Servicios de Salud, sumado a un alza en los precios pagados por compras a privados.

    Luego de revisar la información financiera del hospital, se supo que el Hospital de Quillota hizo contratos con tres sociedades médicas por aproximadamente $353 millones. El gran problema de este hecho es que parte de los socios de esas empresas son funcionarios del recinto médico, esto es una inhabilidad (que no fue informada) según la Ley N.º 18.875.

    El informe mostró que las empresas “Sociedad Médica de Atención de Adultos SOMAD Ltda.”, “Servicios Médicos de Anestesiología Ltda.” y “Sociedad Servicios Médicos Vargas Jamett Ltda.”,dentro de sus socios figuran cinco funcionarios del Hospital de Quillota, con una participación que parte de un 27,5% hasta el 80% de la sociedad.

    El órgano indicó que según la Ley N°18.575, no pueden ingresar a cargos públicos “los directores, administradores, representantes y socios titulares del 10% o más de los derechos de cualquier clase de sociedad cuando ésta tenga contratos o cauciones vigentes ascendentes a 200 UTM o más con el organismo al que postulan". Agregando, que de ocurrir tan inhabilidad, el funcionario debe avisar a su superior jerárquico dentro de los diez días siguientes de su configuración y presentar su renuncia.

    Según determina la partida 16 del Presupuesto del Sector Público para el 2016, los Servicios de Salud tenían que pagar las deudas en un plazo que no superara los 45 días. Pero según indicó la Contraloría, el Hospital de Quillota hasta el 31 de diciembre de 2016, poseía 2.651 facturas, las cuales incluso superaban los 121 días de retraso.

    Lo anterior llevó a que el hospital presentara una deuda flotante de $2.472 millones, este número se redujo gracias al pago de 480 facturas, disminuyendo la deuda a $342 millones.

    Además, algo que llamó la atención fue que existen en el hospital equipos médicos (catres clínicos, monitores multiparámetros, ecógrafo doppler, entre otros) los cuales se adquirieron en 2016, pero hasta la fecha siguen embalados y sin usar. El equipamiento tuvo un precio de $151 millones.

    Otra irregularidad fue la compra de medicamentos a privados por parte del hospital. El recinto médico pagó hasta un 3.701% más de lo que cobra.

    Según informó la dirección del Hospital San Martín a El Mercurio de Valparaíso, el informe se encuentra "en pleno análisis, para así dar la respuesta formal al organismo contralor, junto a las medidas a implementar dentro de los plazos que estimulen". Agregando que el hospital "ha iniciado un plan de mejora institucional ante las observaciones que la Contraloría Regional ha efectuado, de manera de optimizar los procesos de gestión hospitalaria". Más información en este link.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soyquillota.cl