Regresar a soychile
    Abrir en nueva ventana

    Museo de San Antonio sumó esta semana dos nuevas piezas a su colección

    José Salgado Núñez

    El recinto recibió un ejemplar de Col viva del archipiélago de Juan Fernández y el cañón de artillería costera Puteaux regalado por EE.UU. para defender al puerto durante la Segunda Guerra Mundial.

    El Museo de Historia Natural e Histórico de San Antonio (Musa) sumó esta semana dos nuevas piezas a su colección. Se trataron de un ejemplar de Col viva del archipiélago de Juan Fernández y el cañón de artillería costera Puteaux regalado por EE.UU. para defender al puerto durante la Segunda Guerra Mundial de un ataque japonés.

    José Luis Brito, conservador del Musa, detalló que “el jueves llegó el cañón a nuestro recinto, después de casi 9 años. Se trata de un Puteaux de 155 mm y de pieza de artillería naval costera de origen francés. Fue construido en 1918 y sirvió durante la Primera Guerra Mundial. Varios de ellos fueron vendidos después por Francia a EEUU”.

    “Durante la Segunda Guerra Mundial algunos de estos cañones fueron cedidos por los marines estadounidenses a nuestro país en 1942 para artillar a cuatro puertos contra un posible ataque japonés, luego de que Chile le declarara la guerra a ese país. Los puertos fueron Tocopilla, Antofagasta, Caldera y San Antonio, formándose así el Cuerpo de Defensa de Costa”, expuso el director.

    “Mi idea como director del museo, y como historiador, es que logremos que al cañón se le recree una posición de combate para hacerlo más real y didáctico en la historia una vez instalado. Para ello solicitaré formalmente la ayuda de la Escuela de Ingenieros Militares, y posteriormente pediré que sea declarado en calidad de Monumento Nacional”, dijo.

    Brito informó además que “ese mismo día, la empresa Esmax (ex Petrobras) nos donó un ejemplar de Col del archipiélago de Juan Fernández (Dendroseris litoralis), especie endémica de ese lugar y que desde ahora vivirá en el Bioparque del Musa”.

    “Agradezco al señor Carlos Martínez de Esmax por gestionar lasolicitud de donación al proyecto de jardín botánico del Bioparque y al equipo de Juan Carlos Escalante Torres de la Dirección de Medio Ambiente Aseo y Ornato (Dimao) por ayudarnos con el traslado del ejemplar”, expresó.

    La semana pasada el museo recibió una marsopa espinosa que perteneció al ex museo de Ciencias Naturales y Taxidermia de Santiago.

    "Nuestro examen demostró que estaba bien preservada pese a haber estado guardada 15 años. Se trató de una hembra juvenil que tenía marcas de haberse enredado en una red de pesca", dijo Brito.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soysanantonio.cl