Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Gran apoyo en red social a pescador sanantonino que estuvo en la cárcel por multa de Sernapesca

    A Pedro Contreras le cursaron una infracción en el año 2014 por 62 UTM (alrededor de 2 millones 800 mil pesos). Pese a pagar parte de esta suma, estuvo en cárcel común durante 4 días.

    La publicación del hijo de un pescador que narró en Facebook la pesadilla que vivió su padre al estar cuatro días en la cárcel producto de una multa de Sernapesca, ha conmocionado la red social.

    Hasta hoy, ha sido compartida más de 30 mil veces, tiene cerca de 400 comentarios y más de 11 mil reacciones.

    La historia habla del drama que sufrió Pedro Contreras, un padre de familia que se hizo a la mar sin haber recibido un permiso de la autoridad de pesca y que pese ha haber hecho esfuerzos por pagar, debió compartir una celda de prisión con delincuentes comunes.

    "Es algo que no le doy ni a mi peor enemigo. Tuve que compartir varios días con violadores y asesinos habiendo pagado una parte de la multa el día antes de que me detuvieran", dijo el pescador a Diario El Líder.

    La infracción, cursada en 2014, era de 62 UTM (alrededor de 2 millones 800 mil pesos). Contreras dijo que había intentado pagarla, pero que tras dos repactaciones y la crisis de la pesca artesanal, le fue imposible continuar con el pago. "Tengo un hijo en la universidad, y los 45 mil mensuales que tenía que pagar me servían para sus pasajes", dijo.

    Ese mismo jueves fue a la policía, pero lo citaron para el día siguiente, a las 9 de la mañana. Llegó 15 minutos antes. Ahí comenzaron a hacer múltiples llamadas y de nada le sirvió el documento emitido por el Sernapesca, donde constaba el pago de las 5 UTM. Lo trasladaron a la cárcel poco después del mediodía.

    "Jamás en mi vida me imaginé vivir algo como eso, fue terrible. Dormir en un camarote para cinco personas, donde no se podía ir al baño porque era asqueroso, donde los bichos andan en las paredes y uno no sabía cómo estar. Me acosté vestido todos los días", relató con los ojos vidriosos.

    Para recuperar la libertad, el pescador debió pagar casi un millón de pesos que recolectó con préstamos de familiares. Según el Sernapesca, a partir de marzo de este año el hombre de mar deberá pagar, en tres cuotas, lo que resta de la multa.

    Respecto a la infracción, Contreras reconoce haber cometido la falta. Según él, tras comprar una resolución de pesca, el Sernapesca se demora 45 días en hacer el traspaso de este permiso de una embarcación a otra. Él compró un registro en El Quisco, pero el permiso se demoró más de lo esperado. "Entonces le dije a la gente que trabajaba conmigo que salieran nomás, porque hay que mantener a las familias y el trámite estaba andando".

    Publicado por: Karem Pizarro

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soysanantonio.cl