Abrir en nueva ventana

    Pelea entre Golovkin y Canelo terminó en empate y prometiendo una revancha

    AP

    La pelea duró 12 rounds y estuvo muy apretada. Se decidió empate aunque un juez votó 118-110 a favor del mexicano.

    La pelea más esperada del último tiempo, terminó en empate esta noche. Se trató del encuentro por el peso mediado entre Saúl Canelo Alvarez y el kazajo Gennady Golovkin.

    De esta forma, Golovkin conservó sus cinturones del Consejos Mundial de Boxeo (CMB), la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

    Golovkin, obtuvo 37-0-1 y el Canelo, terminó 49-1-2. Se decidió empate aunque un juez votó 118-110 a favor del mexicano y ambos de juraron la revancha.

    Tres semanas después que Floyd Mayweather Jr. y Conor McGregor se midieron en un extravagante espectáculo, el boxeo ofreció lo mejor a disposición en una pelea a 12 asaltos que repartió US$ 15 millones de dólares a los competidores.

    "Es una pelea en serio", dijo Golovkin antes. "Uno puede irse a su casa o acabar en el hospital. Es peligrosa. Todo el mundo entiende eso".

    Golovkin había tenido problemas para encontrar rivales. El kazajo ha noqueado a casi todo el mundo que ha enfrentado, victorioso en sus 37 peleas, 33 definidas antes del límite. No obstante, no pudo derribar al latinoamericano.

    El ídolo mexicano se fue varias veces a las cuerdas porque la estrategia del kazajo era avanzar, pero Canelo es un excepcional contragolpeador con un estilo de pelear que debe neutralizó varias veces el asedio de Golovkin.

    "Soy un contragolpeador y me gusta intercambiar golpes", dijo antes de la pelea.

    El duelo de estilos es lo que entusiasma a los fanáticos sobre lo que pueda ocurrir en el mismo tinglado donde Mayweather noqueó a McGregor hace tres semanas. Las entradas se vendieron por completo y se esperan cuantiosos ingresos en el negocio de televisión de pago por ver, aunque no alcanzará el mismo nivel que generó la publicitada pelea del mes pasado.

    "Estas son peleas que definen tu carrera", comentó Oscar De La Hoya, el promotor de Álvarez. "Ninguno va ceder", vaticinó.

    Álvarez es una estrella establecida, y un ídolo de masas en México. Golovkin, medalla olímpica de plata en los Juegos de 2004, busca consagrarse con la clase de desempeño que convencerá a los fanáticos que no se han dejado impresionar por su racha de 23 nocauts consecutivos y 18 defensas del título mediano.

    Entre los dos acumulan 86 victorias y solo una derrota. Esa la sufrió Álvarez (49-1-1, 34 nocauts) en 2013 ante Mayweather en una pelea en la que reconoció era demasiado joven para aceptarla.

    Las casas de apuestas en Las Vegas tenían a Golovkin como ligero favorito, 7-5. Pero ambos peleadores coinciden que cualquier cosa puede pasar.

    Para Golovkin, la pelea es la culminación de un largo esfuerzo por establecerse como el mejor mediano del mundo. "Triple G" fue a Estados Unidos en 2011 en busca de peleas de alto nivel. Mientras coleccionada diademas en la división, trataba de convencer a Álvarez para concretar el combate que más quería.

    Eso se hizo realidad luego que Golovkin (37-0, 33 nocauts) tuvo que irse al máximo de 12 asaltos al principio de este año ante Danny Jacobs, en una pelea en la que recibió muchos golpes y ganó gracias a un reñido fallo de los jueces. Más de un experto opinó que dio muestras de cierta vulnerabilidad e incluso sugirieron que, a sus 35 años, Triple G está algo viejo.

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más de regiones