• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Acusaron de 17 asesinatos con premeditación a joven que atacó escuela en Florida

    AP

    Nikolas Jacob Cruz ingresó esta madrugada en la cárcel del condado de Broward.

    El sospechoso de 19 años de un tiroteo escolar en Florida, Estados Unidos, fue acusado de 17 cargos de asesinato premeditado.

    Nikolas Jacob Cruz ingresó esta madrugada en la cárcel del condado de Broward, aún vestido con la bata de hospital que recibió cuando se le había atendido por problemas respiratorios tras su detención. El joven fue interrogado durante la noche antes de entrar en la cárcel.

    Cruz era un antiguo alumno de la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, un suburbio de Fort Lauderdale.

    Catorce sobrevivientes de la masacre seguían hospitalizados, mientras rescatistas extraían más cuerpos de la escuela y sus alrededores.

    Los chicos en la escuela pensaban que se trataba de otro simulacro el miércoles a la tarde cuando sonó la alarma que les obligaba a evacuar el plantel.

    Fue entonces cuando según las acusaciones, Cruz, con su fusil semiautomático, máscara de gas, granadas de humo y cuantiosa munición, abrió fuego contra los congregados, obligándolos a dispersarse en todas direcciones. Diecisiete personas murieron.

    Es la peor masacre en una escuela en Estados Unidos desde que un joven atacó una escuela primaria en Newtown, Connecticut, hace más de cinco años. El saldo de muertes total varía según la manera en que se contabilizan estos hechos, pero la agrupación Everytown For Gun Safety calcula que han ocurrido 290 masacres escolares en Estados Unidos desde el 2013. Con el suceso ocurrido el miércoles, van 18 en lo que va de año.

    El Presidente Donald Trump reaccionó atribuyendo el hecho a la salud mental de Cruz.

    "Tantas señales de que el tirador de Florida sufrió una perturbación mental, incluso fue expulsado de la escuela por comportamiento errático. Los vecinos y compañeros de clase sabían que era un gran problema. íSiempre se deben informar tales casos a las autoridades una y otra vez!", dijo Trump en un tuit.

    Las autoridades no ofrecieron mayores detalles sobre Cruz o qué motivo tendría para perpetrar semejante atrocidad, salvo que había sido expulsado de la escuela que tiene unos 3.000 alumnos. Los compañeros que lo conocían lo describieron como un adolescente volátil cuyo comportamiento errático llevó a otros a dejar de ser su amigo.

    La madre de Cruz, Lynda Cruz, murió de neumonía el primero de noviembre, dijeron familiares y amigos según el diario Sun Sentinel. La señora Cruz y su esposo, quien falleció de un ataque cardíaco hace varios años, adoptaron a Nikolas y a su hermano biológico, Zachary, tras mudarse a Florida desde Long Island en Nueva York.

    Los chicos fueron dejados bajo la tutela de una amistad de la familia tras la muerte de la madre, dijo una pariente, Barbara Kumbatovich, de Long Island.

    Pero Nikolas Cruz no estaba feliz allí y pidió que le dejaran vivir con un amigo en el noroeste de Broward. Le dieron permiso y Cruz se mudó alrededor del Día de Acción de Gracias, a finales de noviembre. Según el abogado de esa familia, ellos sabían que Cruz poseía el fusil pero le permitieron tenerlo siempre y cuando lo dejara encerrado en un gabinete. El joven, sin embargo, tenía la llave.

    El Papa Francisco envió sus condolencias a las víctimas y dijo que está orando para que "estos actos de violencia sin sentido cesen". El Vaticano dijo que el pontífice envió un telegrama el jueves al arzobispo de Miami donde le dice que está "profundamente entristecido" por el "devastador ataque".

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más de regiones