• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Mujer que confesó matar a Gabriel detalló el crimen: "Al final, con la rabia, acabé asfixiándole"

    Ana Julia Quezada, la pareja del papá del niño de 8 años asesinado en España, dijo que ese día lo invitó a la finca familiar y que cuando lo vio jugando con un hacha, él la "insultó". Agregó que no quería hacerle daño a su pareja, por eso decidió "enterrar" al pequeño.

    Ana Julia Quezada confesó que asesinó al pequeño Gabriel Cruz de 8 años, quien después de estar doce días desaparecido en España fue encontrado en el maletero de su auto.

    Lee también: Crimen de Gabriel: madrastra confesó que golpeó con un hacha al niño y luego lo asfixió con sus manos.

    Lee también: Autopsia de niño asesinado en España reveló que fue estrangulado el mismo día que desapareció

    La mujer de 43 años y de oriunda de República Dominicana, era la pareja del papá del niño y la única sospechosa, por lo que fue detenida el pasado domingo. Ayer, dijo que era culpable y entregó detalles macabros en la Comandancia de la Guardia Civil de Almería.

    "Estaba solo, jugando con un palito. Le dije: hombre si estás solo vente conmigo. Voy a la finca", declaró Ana. Ese día el niño estaba al cuidado de sus abuelos, pero había salido a jugar con unos amigos.

    Fue ahí cuando la mujer se lo topó en el camino y decidió invitarlo a la parcela familiar. "Él se subió en el coche, fuimos a la finca y yo me puse a pintar. Él se quedó fuera jugando", relató.

    Según El Mundo, en la declaración Ana Julia dijo que cuando lo vio jugando con un hacha intentó frenarlo, pero el niño la habría insultado. "Él me dijo: tú no eres mi madre, tú no me mandas y además no te quiero volver a ver nunca. Así que nos peleamos por el hacha, se la quité y al final, con la rabia, acabé asfixiándole, tapándole la nariz y la boca".

    Después de verlo muerto, se puso nerviosa. Entró a la casa y se fumó unos cigarrillos para ver qué hacía. "Estuve pensando. No quería hacerle daño a Ángel (papá del niño) así que lo mejor fue enterrarlo (...) así él no sabría nunca lo que había pasado".

    Tomó una pala y enterró el cuerpo del niño en un pozo de la misma finca. La mujer tomó la ropa del niño y la escondió en la casa de la abuela, por eso fue ella quien le entregó una camiseta a la policía para "despistarlos".

    "Cogí lo que quedaba de la ropa de Gabriel y la tiré dentro de un contenedor de vidrio en frente de un hotel. Al final vine a buscar el cadáver porque me dijeron que les entregase la llave y me puse nerviosa".

    Hasta el momento se manejan dos teorías de lo que pudo motivar a la mujer a cometer el crimen. La primera son los celos que ella sentía hacia el padre de Gabriel y la otra, es que ella lo habría invitado a irse a República Dominicana, pero Ángel no quiso.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más de regiones