Tres mujeres heridas, entre ellas una menor de siete años, dejó una persecución con balazos en Maipú

Carabineros usó sus armas de servicio para detener a un conductor que huyó tras haber chocado en Buin supuestamente en estado de ebriedad. Se investiga quién percutó los disparos que hirieron a las mujeres, que están fuera de riesgo vital.

$ Tres mujeres heridas de gravedad, una atropellada y dos por disparos, dejó una persecución de Carabineros contra un vehículo particular que antes había chocado en Buin.

Todo comenzó en Viluco, donde un conductor en estado de ebriedad que viajaba junto a dos personas chocó un colectivo y huyó en dirección a Santiago, motivando el operativo de la policía uniformada.

Al llegar a la esquina San Martín con Maipú fueron interceptados por una patrulla de Carabineros que fue chocada por el auto perseguido. Los efectivos sacaron sus armas y dispararon, hiriendo a Pamela Olivas Gómez (39 años) y su hija Claudia Saavedra Olivas, de siete años que esperaban micro. Ambas están en el hospital Exequiel González Cortés.

No terminó ahí. El vehículo donde viajaba el conductor que supuestamente había bebido alcohol tomó la Ruta 5 Sur en dirección a la capitán en al llegar a El Recurso, atropelló a una niña de 11 años. Está fuera de riesgo vital, pero con lesiones graves también en el Exequiel González Cortés.

Esta es la versión del mayor de Carabineros Ignacio Núñez: "(El funcionario) se bajó del vehículo con la finalidad de detener al individuo, pero ellos al ver la presencia policial aceleraron el móvil. Los funcionarios hicieron uso de sus armas de servicio con el propósito de detener del móvil; dispararon al motor".

"Me dijeron que salieron Carabineros y una camioneta, pero no se sabe quién disparó", dijo la abuela y madre de las heridas, Alicia Olivas.

Carabineros habría iniciado una investigación para determinar quién percutó los disparos que hirieron a las tres mujeres.

Comentarios