Fin al Penal Cordillera: Piñera anunció el cierre de la cárcel de ex militares

Los 10 internos serán trasladados a Punta Peuco. El Presidente pidió los informes sobre el funcionamiento del lugar luego de las críticas a las comodidades que tiene el establecimiento, las que distan por mucho a las de una cárcel normal.

$ El Presidente Sebastián Piñera anunció el cierre el Penal Cordillera, unidad especial penitenciario, destinado a los altos mandos de las Fuerzas Armadas condenados por violaciones a los derechos humanos.

Sus 10 internos serán trasladados a Punta Peuco. Escueto, Piñera dijo en La Moneda que la determinación la tomó teniendo en cuenta tres principios: "La igualdad ante la ley, la seguridad de los internos y el normal y más eficiente funcionamiento de Gendarmería". Eso sí, no comunicó cuándo se hará efectivo el traslado.

Este traslado ya había sido recomendado por la Comisión de Reducción de Condenas de la Corte de Apelaciones de Santiago a fines de 2012.

En Punta Peuco, que también es un penal especial, pero algo menos privilegiado que Cordillera, que era una colonia de veraneo del Ejército , hay 44 reclusos y tiene una capacidad de 48. Eso sí, posee 12 conteiners que estaban destinados a ser habitaciones, pero que como hasta hoy no se ocupaban, se estaban usando como biblioteca, bodega y sala multiuso, consignó hoy un informe de la Corte de Apelaciones, el cual calificó de "excelentes" las condiciones de los reos que ahí viven.

La decisión la tomó luego de las críticas que se levantaron sobre las comodidades que tienen los reos en ese lugar, el que dista por mucho las condiciones de una cárcel normal. Los cuestionamientos sucedieron luego de la entrevista que el ex jefe de la disuelta Dina, Manuel Contreras, concedió a CNN, donde dijo que él no moriría en una cárcel, que Cordillera no era una cárcel normal y que los gendarmes estaban "para sostenerle el bastón".

Tras enterarse del cierre, la hija de Contreras, Maite, acusó una tración del gobierno y responsabilizó al Presidente si el ex Dina fallece próximamente.

La molestia se acrecentó esta semana cuando se supo que adherentes tenían organizado hacerle un asado de homenaje en el lugar al ex brigadier Miguel Krassnoff. A raíz de eso, se suspendieron las visitas en el penal esta semana y su mujer, Angie de Krassnoff salió a desmentir la información, pese a que en Gendarmería dijeron que eran frecuentes las celebraciones en el lugar.

El Penal Cordillera fue abierto en el gobierno de Ricardo Lagos en la comuna de La Reina y según un informe de la Corte de Apelaciones, los 10 reos, entre quienes están Manuel Contreras, Miguel Krassnoff y Marcelo Moren Brito; viven en condiciones más que cómodas: se alojan en cabañas, tienen acceso a radio, lectura, actividades deportivas y religiosas. Son asistidos por médico, psicólogo, asistente social y un kinesiólogo.

Incluso "la alimentación es buena, se preparan dietas según el estado de salud cada uno, supervisada por una nutricionista".

Consultado al respecto, Ricardo Lagos dijo que abrió Cordillera en 2005 cumpliendo con una decisión del Congreso.

La Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) había adelantado que les parecía indignante que se pensara en trasladar a los reos desde Cordillera, en Peñalolén, a Punta Peuco: "En Punta Peuco tienen más beneficios, pareciera que los están premiando", dijo Lorena Pizarro el año pasado.

Mientras, los diputados PPD Tucapel Jiménez y Enrique Acorssi habían pedido que los reos de Cordillera fueran trasladados a la Cárcel de Alta Seguridad.

Comentarios