Abrir en nueva ventana

    Lucy Ana Avilés indignada tras saber que Chile no quiso arrendar el SuperTanker antes de su donación

    "Repugnante saber cuánto pagamos a los políticos para que gobiernen por todo un país esperando que tomen buenas decisiones", opinó.

    Lucy Ana Avilés, la chilena radicada en Estados Unidos que donó las operaciones por una semana del SuperTanker para ayudar a sofocar los incendios forestales que azotaron al país; reaccionó indignada tras saber que el gobierno no quiso arrendar el súper avión antes de que ella lo cediera, supuestamente porque el arriendo era muy caro.

    Justo en ese momento apareció su ofrecimiento.
    Lee también: Global SuperTanker ofreció avión a Chile antes de la donación de Lucy Ana Avilés.
    "Repugnante saber cuánto pagamos a los políticos para que gobiernen por todo un país esperando que tomen buenas decisiones(...) ¿Cómo le respondemos a las familias de nuestros 11 compatriotas muertos combatiendo el fuego? ¿Qué valor tiene eso? ¿Cuántas personas perdieron todo? ¿Qué valor tiene eso? Cuántos negocios destruidos? Más de 600 mil hectáreas bajo cenizas Qué valor le quieren poner????", escribió en su cuenta de Facebook.

    El 21 de enero la empresa dueña del SuperTanker ofreció a Chile el avión, con un arriendo por 30 días y un costo diario de US$ 331.200, lo que en total arrojaba un gasto de US$ 9.936.000 ($6.349.104.000), informó hoy El Mercurio. No obstante, tras evaluar la oferta y tomar en cuenta pruebas en Chile y un informe de la Nasa que desaconsejaba el uso de grandes aviones cisternas en territorio nacional; el Ejecutivo recibió la oferta de la donación y la cursó.

    "Era una oferta bastante alta (...) Después de un par de días , una fundación ofreció pagar el importe del avión y traerlo en otras condiciones. Entre esa oferta de la fundación y el arribo del SuperTanker pasaron dos días, o sea, no hubo ningún retraso, fue súper rápido", dijo ayer el ministro del Interior, Mario Fernández.


    Lee también: Director de Conaf: "Nuestra respuesta al ofrecimiento de aviones respondió a los informes técnicos con que contábamos".
    El 23 de enero Avilés ofreció financiar el Boeing 747, que llegó a Chile el 25 de enero. Lo mantuvo en operaciones por una semana. La siguiente fue financiada por la familia Luksic.
    Esta polémica se suma a la que pesa sobre el director de la Conaf, Aaron Cavieres, que en una entrevista con TVN explicó que los grandes aviones cisternas no servían para Chile porque sus descargas llegaban como una "llovizna inútil" a tierra, cuestión que fue desmentida en terreno. Tras demostrarse que los aviones sirvieron para bajar la temperatura de los incendios y evitar su extensión, el gobierno reconoció que evaluará usarlos en el futuro.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más de regiones