Abrir en nueva ventana

    Conoce cómo protegerte ante un mal arrendatario

    Ante el aumento en las cifras de arriendos, es importante saber de que manera se puede resguardar el cumplimiento del contrato, sobre todo para quienes prefieren arrendar de manera directa y sin la mediacion de una corredora.

    El último año se ha producido un aumento en el número de arriendos, que los especialistas atribuyen a la desaceleración económica y las dificultades para obtener créditos. Según el Círculo de Corredores de Propiedades, los precios en el sector oriente de Santiago han caído hasta en un 8% en el último año y, el flujo de arriendos se mantendrá al alza.

    Una de las preocupaciones de los arriendos, es el cumplimiento de los términos del contrato, en particular, para quienes buscan arrendar un inmueble si la mediación de una corredora.

    Desde el Círculo de Corredores de Propiedades, entregaron una serie de recomendaciones para revisar, corregir y tratar de dar solución a los problemas que se pueden generar por un mal arrendatiario.

    Al momento de que haya incumplimientos en el contrato, se debe tomar contacto en forma inmediata con el arrendatario, para saber si se trata de un problema puntual o, de una acción intencionada.

    Si es algo que pareciera no tener solución, sostienen desde el Círculo de Corredores de Propiedades, aconseja pactar inmediatamente una salida y, en caso de que haya deuda, establecer un cronograma de pagos.

    En caso de que el arrendatario se rehuse a abandonar la propiedad, la recomendación es iniciar las acciones legales lo antes posible, pues el proceso es largo. Se debe interponer una demanda de arrendamiento y, solicitar que la fuerza pública ayude a recuperar la propiedad.

    Desde el Círculo de Corredores de Propiedades, además, entregaron cuáles son las aspectos clave que debe tener un buen contrato de arriendo: responsabilidad del arrendatario de mantener el inmueble en buen estado; la obligación de pagar en forma oportuna las cuentas y los gastos comunes y, establecer claramente el uso que se le dará a la propiedad.

    Además, debe fijar la imposibilidad de subarrendar el inmueble sin la autorización previa del dueño y, establecer que para el arrendatario está prohibido la realización de modificaciones sin autorización del propietario.

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más de regiones