Abrir en nueva ventana

    Día Mundial de la Tiroides: la importancia de reconocer sus síntomas para un diagnóstico precoz

    Cerca de 350 millones de personas en el mundo padecen algún trastorno a esta glándula, que suele confundirse con otras enfermedades. No tratarla puede tener graves consecuencias.

    Hoy se celebra el Día Mundial de la Tiroides y desde la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes (SOCHED) llamaron a la población a reconocer las enfermedades tiroideas, de modo de obtener un diagnóstico precoz e iniciar un tratamiento.

    En el mundo, cerca de 350 millones de personas padecen algún trastorno que afecta a la tiroides, glándula que se ubica en la base del cuello y cuya principal función es producir hormonas tiroideas, las que tienen un rol fundamental en regular aspectos clave del metabolismo. Esta pequeña glándula que tiene forma de mariposa controla el desarrollo y crecimiento de los tejidos, el gasto energético, el funcionamiento del corazón, los músculos, la piel y el sistema endocrino sexual.

    Los trastornos tiroideos son muy comunes, pero muchas veces pasan inadvertidos, ya que los síntomas se confunden con otras afecciones como depresión, nerviosismo, problemas cardíacos o bien se los puede pasar por alto.

    Las consecuencias de no tratar los trastornos de la tiroides pueden ser graves, especialmente en recién nacidos, adultos mayores y en embarazadas, pero si se detectan precozmente y se tratan, las personas se mantienen asintomáticas, saludables y pueden llevar una vida normal.

    Hay diferentes enfermedades que afectan a la glándula tiroides, siendo las más frecuentes las que alteran su función. Cuando se produce menor cantidad de hormona (hipotiroidismo) el organismo se enlentece -“le falta energía”-, y cuando la tiroides produce demasiada hormona -“hipertiroidismo”- el metabolismo se acelera y se gasta gran cantidad de energía.

    Hay personas que tienen mayor riesgo de tener alteración de sus niveles de hormona tiroidea, por lo que se recomienda que, aunque estén sin síntomas, se realicen el examen de sangre que permite detectar si las cantidades hormonales están en rango normal, disminuido o aumentado.

    Así, se recomienda medir niveles de hormonas tiroideas a todo recién nacido (en nuestro país es una obligación sanitaria); toda mujer embarazada; toda mujer mayor de 60 años; cuando existe bocio o nódulos; en caso de infertilidad; trastorno de regla en mujeres; disfunción eréctil en hombres; problemas de depresión y crisis de pánico; cuando hay colesterol elevado; antecedentes familiares de enfermedad tiroidea.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más de regiones