• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Ex fiscal Gajardo por acuerdo en caso Penta: "Es una muy mala señal a la hora de perseguir delitos de corrupción"

    El ex persecutor lamentó que se haya decidido no perseguir el delito de cohecho en el marco de la salida alternativa.

    El ex fiscal Carlos Gajardo está a favor de un acuerdo entre la Fiscalía Metropolitana Oriente y los controladores de Penta, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, y el ex subsecretario Pablo Wagner, pero lamentó que no se persiga el delito de cohecho en el marco de una salida alternativa.

    En el caso de Délano y Lavín, la Fiscalía retira los cargos de cohecho y mantiene los delitos tributarios por un perjuicio fiscal de $1.700 millones. En el de Wagner, el Ministerio Público retira la acusación de cohecho y la cambia por la de enriquecimiento ilícito.

    "Esto no tiene explicación porque los fiscales no habríamos aceptado esto, ni la Unidad Anticorrupción ha indicado que no es correcta la decisión que se ha tomado, todos los órganos han indicado que se siga adelante con el procedimiento. Si no están dispuestos a aceptar un procedimiento abreviado por cohecho, lo que corresponde es que esto lo resuelva un juez en un juicio oral, eso es lo que debiera suceder y es muy mala señal para la persecución penal en nuestro país, que ya tiene penas bajas", dijo a radio Cooperativa.

    "Se le pagaban 3 millones en su cuenta corriente, eso en 14 oportunidades a un subsecretario de Minería de una empresa que tenía intereses. Evidentemente hay una situación de alta gravedad que en cualquier país decente debería haber una pena muy alta. Es una señal que no tiene explicación. Me parece que es una muy mala señal a la hora de perseguir delitos de corrupción", agregó.

    El ex persecutor sostuvo que "al comienzo de la investigación había un acuerdo en que iban a aceptar responsabilidad en los delitos, luego que ellos prestaron declaraciones se describieron otros delitos de carácter tributario y eso hizo que el procedimiento abreviado se cayera".

    A su juicio, "nos parecía que esto no correspondía, la Fiscalía debe perseguir, nuestra misión era perseguir los casos. El fiscal Abbott dio una serie de señales de que iba a haber más prudencia. La Fiscalía no se tiene que preocupar del efecto político que puedan tener sus decisiones. Cómo es posible que la voluntad de una persona sea posible para echar abajo un proceso posible".

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más de regiones