• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Ex vicepresidenta de comisones Valech por libertades condicionales: “Refuerza la impunidad”

    María Luisa Sepúlveda, quien fuera vicepresidenta de las comisiones Valech 1 y 2, criticó las libertades condicionales otorgadas por la Corte Suprema. “No ha habido colaboración de quienes actuaron ni de sus instituciones para poder ir cerrando este tema”. “Las familias no han sabido y no ha tenido como la información de qué pasó. Esa es la indignación”.

    “Es un signo muy preocupante respecto del tema de la impunidad. No hay que olvidar que llevamos 45 años buscando justicia, que la mayor parte de los procesos se iniciaron en los momentos de los hechos. La Vicaría de la Solidaridad donde yo trabajaba, presentó querellas, denuncias, pudo hasta identificar a los autores y muchos años, hasta los años 2000, tampoco hubo ninguna colaboración no sólo de quiénes era los imputados, sino también de los tribunales de justicia para avanzar en ello”. Con estas palabras reaccionó María Luisa Sepúlveda, ex vicepresidenta de las comisiones Valech 1 y 2, a las recientes decisiones de la Corte Suprema de dar libertad condicional a condenados por violación a los DDHH.

    En entrevista con Radio Universo, Sepúlveda apuntó a que las penas “han sido muy bajas, y el signo que queda, como es interpretado por el mundo de los DDHH, es que hay impunidad y eso refuerza la impunidad”.

    “Tenemos más de 2.200 víctimas de desaparición forzada, en un poquito más de 100 se han encontrado sus restos y de qué restos estamos hablando, de un par de huesitos. Ni siquiera se han encontrado sus cuerpos y las familias no han sabido y no ha tenido como la información de qué pasó. Esa es la indignación”, agregó.

    “Ayer hubo un signo contrario, hubo un condenado que pidió la libertad y no se le otorgó y eso es una esperanza de que no es en vano la preocupación que han manifestado, no sólo los familiares de las víctimas, uno ha visto mayor preocupación de abogados, del parlamento, de otros actores de la sociedad y es tremendamente importante”, dijo sobre el cambio de criterio en la Suprema. “No soy abogado… (pero) el resultado es una decisión política, como lo toma la sociedad, como lo toman las víctimas”.

    Sepúlveda dijo que “estábamos en otro plano, discutiendo el derecho de los enfermos terminales y de personas con sus capacidades mentales tremendamente perdidas y si tenían derecho a sus últimos días a estar en libertad. Y nos hemos encontrado con personas que han participado en graves delitos, que están en perfecto estado de salud, salen en libertad. Eso yo creo que es lo que ha generado tanto impacto”.

    Consultad sobre la sentencia de la Suprema que ayer negó una libertad condicional, respondió que “a lo menos llama la atención… No cabe duda que ahí hay una contradicción y bendita contradicción. Habría sido peor para el mundo de los derechos humanos que esta semana se hubiera fallado de la misma manera. Sigue habiendo esperanza”.

    Recalcó que “cuando participa el Estado en violaciones de sus ciudadanos, se (debe tratar) con distintos criterios que si es un delito común, no tienen la misma responsabilidad”. En este punto, también destacó que “no ha habido colaboración de quienes actuaron ni de sus instituciones para poder ir cerrando este tema”.

    “Me parece tremendamente importante la colaboración efectiva y el arrepentimiento, no lo he visto. Ninguna de las dos cosas. (…) En general los jueces, lo que han avanzado, ha sido por testigos, por declaraciones del entorno pero los mismos autores y sus instituciones han negado la participación en los hechos”.

    “En este país todos reconocen que hay violaciones a los DDHH, pero no sé quién las hizo porque nadie reconoce haberlas hecho. Se ha abusado de niños, se reconoce que se abusa de niños a nivel de la Iglesia, pero nadie es responsable de haber abusado. Tenemos que ponerle el nombre real a las cosas, porque es un mensaje muy complejo para las nuevas generaciones, que todo sea a medias. Que no nos hagamos responsables de conductas y son delitos que dañan la dignidad de los seres humanos”.

    Aseguró que “la colaboración ha sido… casi no ha habido”.

    “Es muy difícil encontrar esa paz interior que finalmente buscan los familiares para saber dónde están y qué pasó con ellos. Es un deseo tremendamente profundo”.

    Ante la pregunta de si Chile está al debe, respondió que: “De las cosas que he aprendido es que el tema de la reparación es muy compleja, está al debe pero también se han hecho cosas que no han hecho otros países”.

    “Hay avances en verdad que han hecho los jueces, hay comisiones, hay avances, pero no son suficientes y todos estos signos de retroceso, como las libertades condicionales, aparece como un sector de esta sociedad de que la impunidad se establezca”.

    Finalmente dijo que el tema debe ser representado ante los organismos institucionales, incluida la Comisión Interamericana de DDHH.

    Críticas a Bachelet: “los países hacen lo que los propios países son capaces de hacer”

    “Estoy muy contenta con la nominación de la Presidenta Bachelet. Fue víctima y ella ha elaborado de muy buena manera su experiencia. Va a ser muy bueno para Chile y para la comunidad internacional. Es una buena noticia”, dijo sobre la postulación de la ex Presidenta como alta comisionada de DDHH en la ONU. “Es un cargo complejo, pero ella tiene las capacidades para ir entendiendo esas complejidades, pudiendo intervenir en el respeto a los DDHH en esos países, y que la comunidad internacional de alguna manera se haga cargo”.

    “Es una persona que conoce la realidad de los DDHH, el deseo íntimo de la comunidad internacional para que los países respeten la dignidad de todos sus ciudadanos”.

    Ante la consulta de que Bachelet deberá enfrentar situaciones como las que se viven hoy en China, Venezuela y Nicaragua, Sepúlveda respondió que “al aceptar el cargo estaba muy consciente de las intervenciones que iba a tener que tomar (…) No es sólo lo que ella piensa, ella va a ser mandataria de un conjunto de países para tomar decisiones que mejoren las condiciones de los DDHH en los países que tú nombras”.

    Sobre las duras críticas hacia la ex Presidenta que se han manifestado desde el mundo de los familiares de DDDD, Sepúlveda dijo que “hay insatisfacción en gran parte del mundo de las víctimas pero los países hacen lo que los propios países son capaces de hacer y no se le puede atribuir a la Presidenta Bachelet una despreocupación por el mundo de los DDHH en Chile”.

    Consultada por Punta Peuco, dijo que “no cerrar Punta Peuco era una aspiración del mundo de las víctimas pero no es la razón por las cuales no estamos hoy día debatiendo el tema de la impunidad y entonces es enredarnos en eso”.

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más de regiones