Xbox One: Microsoft se retractó de polémicas medidas y cedió ante la presión de los consumidores

Matías Kohler

La compañía de Bill Gates había anunciado que su nueva consola tendría recargos para el uso de juegos de segunda mano y la obligación de conectarse al menos una vez en el día a internet. Ambas decisiones fueron revocadas.

La nueva consola escuchó a sus usuarios.
$ La empresa estadounidense Microsoft escuchó las críticas hechas a su nueva consola la Xbox One, y decidió retractarse de las polémicas medidas que acompañaron su presentación en mayo pasado.

Las dos principales falencias que se le encontraron al sistema de entretenimiento, fue el cargo extra a los jugos de segunda mano y la obligación de conectar la consola a internet al menos una vez al día. Ambas medidas fueron revocadas, informando la decisión en el sitio oficial de Xbox.

“Ustedes nos dijeron cuanto aprecian la flexibilidad de los juegos en formato físico. La oportunidad de prestar, intercambiar, y vender esos juegos a voluntad es muy importante para ustedes. Y también lo es la libertad para jugar sin conexión a internet, por todo el tiempo que quieran, en cualquier parte del mundo”, expresa el comunicado que firmó Don Matrick, presidente de la División de Entretenimiento Interactivo de Microsoft.

En el documento de nombre “Tu opinión importa”, la empresa también anunció que se retracta de la tercera medida en discordia, el bloque regional, por lo que ahora los usuarios podrán comprarse videojuegos en cualquier parte del mundo.

Comentarios