Ex cabo Ramírez: "No hay día en que no piense en Matías Catrileo"

En una entrevista realizada a la revista del Sábado del diario El Mercurio, el ex funcionario de Carabineros condenado por la muerte del comunero mapuche, relató lo que pasó en el fundo Santa Margarita y su posterior vida en la institución.

El ex cabo Walter Ramírez. (C. Cáceres)
$ En un extenso reportaje realizado por la revista del Sábado del diario El Mercurio, el ex cabo de Carabineros, Walter Ramírez, contó en profundidad lo que ocurrió en el fundo Santa Margarita, propiedad de Jorgue Luchsinger, en La Araucanía.

"Era un patrullaje de rutina, nunca sabías qué día podían haber activiades, porque el área de inteligencia en la zona no había sido capaz de anticipar ese tipo de información" señaló Ramírez.

El funcionario agregó que "cerca de las 5:30 de la mañana había un poco de neblina y alcancé a ver unos fardos incendiándose. Tomé la radio y avisé que nos estaban atacando.

Retrocedí con al camioneta, pasé la Uzi de automática a manual y realicé varios tiros al aire. Escuchamos dos tiros desde una isla vegetal, donde se veían unas 30 ó 40 personas.

Me bajé y me parapeté detras de la puerta de la camioneta y disparé dos o tres tiros agachado, asomando la Uzi, hacia arriba, pero en dirección al lugar de donde escuchamos los disparos".

Ramirez dijo que la primera vez que escuchó el nombre de Matías Catrileo fue por radio. La prensa informó que en una recuperación de tierras realizada por la CAM, comuneros mapuche llevaban el cuerpo de uno de los manifestantes herido por una subametralladora.

"Recién ahí pensé: chuta ¿habrá sido uno de mis disparos? Hablé con un superior y me dijo que estuviera tranquilo. Recién a las 3 de la tarde me llevaron a la Fiscalía Militar, me tomaron declaración y me dejaron detenido", puntualizó el ex cabo de Carabineros.

Tras su condena en 2010 el funcionario fue destinado a diferentes reparticiones. "No me siento enemigo de los mapuche, pero ellos me ven así. He tomado hartas precauciones. Termino viviendo como un gitano: en siete ciudades durante cuatro años", señaló Ramírez.

Lée la entrevista en la versión digital de la revista del Sábado de El Mercurio.

Comentarios