Semillas que sobrevivieron al bombardeo en Hiroshima serán esparcidas en el Jardín Botánico de la U. Austral

La iniciativa se llevará a cabo gracias al proyecto llamado Geen Legacy Hiroshima, que desarrollan en conjunto el Instituto Unitar y la ONG ANT-Hiroshima. Buscan difundir un mensaje de paz. Chile será uno de los primeros países en recibir las semillas.

$ El Jardín Botánico de la Universidad Austral de Chile (Uach) fue elegido por el Instituto Unitar y la ONG ANT-Hiroshima, como uno de los lugares del país donde se esparcirán semillas de árboles sobrevivientes del desastre nuclear ocurrido en esa ciudad el 6 de agosto de 1945, en el marco de la II Guerra Mundial.

El proyecto llamado “Green Legacy Hiroshima” pretende entregar un mensaje de paz. Con esto, Chile será uno de los primeros países en el mundo en recibir este legado natural.

Las semillas pertenecen a los árboles de las especies Ginkgo bilova, Ilex rotunda y Cinnamomun camphor, las que arribarán este fin de semana al país y serán traídas personalmente a Chile por el agregado de agricultura de la Embajada Chilena en Japón, Vicente Pinto. Una vez en Valdivia, las semillas serán germinadas en condiciones especiales, para que luego de un periodo de aclimatación los arboles sean plantados en el Jardín Botánico UACh.

“Estamos muy honrados de ser parte de este proyecto de paz global y tener la oportunidad de ser nosotros quienes entreguemos este mensaje al pueblo Chileno. Tenemos planificado la creación de un Jardín especial para estas plantas, junto a varias otras actividades que honren el mensaje de paz que estas representan”, dijo el Dr. Mylthon Jiménez-Castillo, director científico del Jardín Botánico.

La incorporación del Jardín Botánico en el proyecto se produjo luego que Sharapiya Kakimova, voluntaria de GLH en Latinoamérica, contactara a la institución valdiviana para ser parte de la iniciativa, producto de su belleza, tradición botánica y el respaldo científico con que este cuenta.

“A partir de ese momento hemos recorrido un difícil camino para traer las semillas dadas las fuertes exigencias fitosanitarias que rigen en nuestro país –explica el Dr. Jiménez-Castillo-. Por ello, estamos muy agradecidos por la ayuda recibida desde el Gobierno Regional a través de la Intendencia, el Ministerio de Agricultura y el Servicio Agrícola y Ganadero, quienes colaboraron en gestionar e implementar los permisos y protocolos fitosanitarios requeridos para estos casos. Dada estas exigencias, realizaremos un confinamiento de las plantas en dependencias especialmente habilitadas en el Instituto de Ciencias Ambientales y Evolutivas de la Uach”.

Comentarios