• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Lanchas de Policía Marítima, rápidas y eficientes

    Las naves cubren el área de la Capitanía de Puerto de Valparaíso en labores de prevención y cuidado de los seres humanos y el medio ambiente.

    Capaces de llegar desde el Muelle Prat hasta la desembocadura del río Aconcagua (con una distancia aproximada a los 19 kilómetros) en tan solo 15 minutos, recorriendo las playas más importantes de la costa de Viña del Mar y Concón, las unidades del tipo arcángel que posee la Capitanía de Puerto de Valparaíso aportan al cumplimiento de las múltiples funciones en su condición de autoridad marítima.

    Con una dotación de tres tripulantes la LPM 4403 diariamente cumple una intensa labor de resguardo en la extensión de la jurisdicción de la Capitanía de Puerto de Valparaíso, que va desde la localidad de Quintay por el sur hasta la desembocadura del río Aconcagua por el norte.

    Al igual que sus 26 símiles, distribuidas a lo largo del territorio nacional, la Lancha de Policía Marítima constituye una herramienta eficiente para el cumplimiento de tareas de control en las aguas jurisdiccionales, fiscalización de las actividades extractivas con el cumplimiento a la Ley de Pesca, apoyo a evacuaciones, rebusca, entrenamiento y disuasión a fin de evitar la ocurrencia de acciones temerarias.

    “SIEMPRE PREPARADOS”

    Para el Sargento 1 L (Navegante) Leonardo Oyanedel, patrón de la LPM 4403, tener como puerto base a Valparaíso es una gran responsabilidad, considerando la importancia que tiene a nivel nacional en su condición de primer puerto y porque esta zona se constituye en el corazón o uno de los lugares más concurridos de la temporada estival en el país.

    Con el fin de estar listos para acudir ante la ocurrencia de todo tipo de emergencia en la que esté comprometida la vida humana o el medio ambiente, la dotación de la LPM 4403 participa permanentemente de diversos ejercicios con otras unidades navales, para evaluar los procedimientos y protocolos que se deben desarrollar en situaciones tales como evacuaciones médicas, fiscalizaciones pesqueras, labores de rebusca en zona de roqueríos, apoyo a labores de policía marítima, entre otras.

    A la preparación constante se suma el alto grado de mantenimiento que la dotación entrega a la unidad, lo que le permite estar en condiciones de operar y actuar ante la ocurrencia de una emergencia o ante requerimiento de su mando.

    PROMOVIENDO LA PREVENCIÓN

    Las altas temperaturas dan cuenta de la proximidad del verano; conscientes de su rol preventivo, el Sargento 1° Oyanedel comenta que durante la temporada estival es posible encontrar a bañistas que, en una actitud temeraria, superan las zonas de seguridad de las playas demarcadas por boyarines, lo que evidentemente es un riesgo innecesario. Ante este tipo de situaciones la dotación de la LPM 4403 efectúa labores de prevención y educación acercándose a los bañistas, indicándoles los riesgos que conlleva su acción, recordándole la importancia del autocuidado e invitándoles a regresar a la zona de seguridad.

    Y así mientras en los próximos meses las playas del Gran Valparaíso se llenen de turistas que quieren disfrutar las bondades de la arena, sol y mar, habrá una dotación a bordo de la LPM 4403 lista para acudir en favor de quien les necesite, rápidas y veloces, fieles a su compromiso de salvaguardar la vida humana en el mar.

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soyvalparaiso.cl