Superintendencia de Casinos dice que no puede fiscalizar presencia de menores en el Casino de Viña

A raíz del caso de Pablo Mackenna, la SCJ sostuvo que sólo puede supervigilar que no haya niños en las salas de juego de los 17 casinos que por ley fiscaliza, y no así en los 7 de tipo municipal.

$ La Superintendencia de Casinos de Juegos (SCJ) aclaró esta tarde, respecto de la presencia de una menor de 9 años en el Casino de Viña del Mar y que derivó en una acusación por abuso sexual en contra del animador Pablo Mackenna, que no le cabe ninguna responsabilidad en la fiscalización de la citada casa de juegos viñamarina debido a su condición de municipal, pues no se rige por las disposiciones legales que atañe a la Superintendencia.

De esta manera, la SCJ busca deslindar responsabilidades antes quienes consultaban por la entidad a cargo de vigilar la inconveniente presencia de menores de edad en los casinos a altas horas de la noche. En la oportunidad, la SCJ aprovechó de hacer un llamado a no retrasar el proceso legal que pondrá término a los casinos municipales, a objeto de someter a todas las casas de juegos a la fiscalización de la Superintendencia.
“En la actualidad existen en Chile dos industrias de casinos de juego, sometidas a regímenes diferentes en cuanto a su autorización, funcionamiento y fiscalización. Por un lado, se encuentra la industria de casinos de juego creada al amparo de la Ley N° 19.995 del año 2005 y por otro, la industria de los casinos municipales, creados por leyes especiales, anteriores al año 2005 y amparados en regímenes de concesión y fiscalización municipal”, sostuvo en su comunicado la SCJ.

Precisamente, el casino municipal de Viña, operado por la cadena Enjoy, no se encuentra dentro de los 17 casinos que a lo largo del país fiscaliza la SCJ. “Respecto de los siete casinos municipales ubicados en las comunas de Arica, Iquique, Coquimbo, Viña del Mar, Pucón, Puerto Varas y Puerto Natales –que fueron autorizados a través de leyes especiales entre los años 1928 y 1990 y que tienen vigencia hasta el 31 de diciembre de 2015, de acuerdo a la Ley 19.995– al tratarse de concesiones municipales, su fiscalización y regulación es competencia de las instancias municipales respectivas”, aclara la entidad.

En relación, puntualmente, a la presencia de menores en estos recintos, la SCJ sostuvo que sí fiscaliza dicho tema en los casinos de su competencia, a la luz del artículo 9 de la Ley N° 19.995, que fija las Bases Generales para la Autorización, Funcionamiento y Fiscalización de Casinos de Juego, y que “establece expresamente que no podrán ingresar a las salas de juego o permanecer en ellas los menores de edad, siendo responsabilidad del operador, y en especial del personal a cargo de la admisión al casino de juego, velar por el acatamiento de estas prohibiciones”.

Lobby v/s salas de juego
En el caso que derivó en la detención y formalización de Pablo Mackenna por supuesto abuso sexual cometido contra una menor de edad en el lobby del Casino de Viña, cabe consignar –precisamente- que dicho caso ocurrió dentro del recinto pero no en el interior de una sala de juegos.

La Superintendencia de Casinos de Juegos aprovechó lo sucedido con el caso de Pablo Mackenna para hacer un llamado a no retrasar el término de la vigencia que permite casinos municipales, y que por ley debería culminar a fines de 2015, lo que ha sido solicitado en reiteradas oportunidades por las autoridades de los siete municipios que se verán perjudicados con esta ley al no seguir recibiendo ingresos directos por sus concesiones.

Al respecto, en su comunicado, la SCJ sostiene: “Casos como el que ocupa en estos días a los medios de comunicación, refuerzan la idea de no retrasar el proceso de unificar la regulación y fiscalización de todos los casinos de juego del país, tal como está contemplado en la actual Ley de Casinos”.

Comentarios