Regresar a soychile
    Abrir en nueva ventana

    Pidieron a la Presidenta eliminar busto al almirante Merino y cambiar ese nombre a uno de los barcos de la Armada

    El grupo Marinos Constitucionalistas, quienes se opusieron al Golpe de Estado, ha realizado constantes actos de funa como el que afectó al excomandante en jefe e la Armada y exsenador, Jorge Arancibia.

    Unos 50 marinos en retiro, que conforman o adhieren al denominado grupo Marinos Constitucionalistas y que se opusieron al Golpe de Estado de 1973, pidieron en una carta abierta a la Presidenta Michelle Bachelet, que gestione el retiro del busto al ex comandante en jefe de la Armada, el fallecido almirante José Toribio Merino Castro, desde uno de los accesos del Museo Naval y Marítimo de Valparaíso, ex Escuela Naval.

    La agrupación, que ha realizado varios actos de denuncia y funa, como el que afectó en febrero pasado al excomandante en jefe de la Armada y exsenador Jorge Arancibia cuando visitaba junto a cercanos precisamente el Museo Naval de Valparaíso, también está solicitando a la Primera Mandataria la eliminación del nombre Merino del buque madre de los submarinos chilenos, de una sala del Museo Marítimo Nacional y de un auditorio ubicado en la ex Academia de Guerra Naval.

    “Exaltar tal personaje es una opción política que reivindica la dictadura. Merino fue un extravagante miembro de la junta militar, partidario de resolver los problemas del mundo a través de una tercera guerra mundial y los litigios chileno-argentinos a través de otra guerra que se decidiría en un colosal combate naval. Quienes vivieron los años de la dictadura, recuerdan las engreídas lecciones televisadas prodigadas a través de la televisión por el vicealmirante, de contenido racista hacia los bolivianos, calificados de “auquénidos meta-morfoseados”, y justificadoras de la tortura con el “argumento” tomado del franquismo, que los comunistas son “humanoides sin alma”, desprovistos, por tanto, de Derechos Humanos”, sostiene el mensaje dirigido a la Presidenta.

    “Su ideología extremista –agregan los ex marinos- se encuentra claramente expuesta en sus Memorias, cuya lectura hoy en día es recomendada a los cadetes de la Escuela Naval. Se presenta como un salvapatrias inspirado por la Providencia y considera la Armada “como el instrumento que Dios me dio y la Virgen puso en mis manos para salvar a Chile del ateísmo destructor”.

    A juicio de los firmantes, el almirante Merino fue uno de los responsables del Golpe de Estado de 1973 al participar de su planificación y de las órdenes para bombardear industrias y universidades; se insubordinó contra el Presidente de la República de la época y contra su comandante en jefe, y fue responsable directo de crímenes de lesa-humanidad.

    “En la convicción de que usted, en su calidad de jefa suprema de las Fuerzas Armadas, tomará todas las disposiciones necesarias para impedir que la afrenta señalada se perpetúe en el tiempo, le saludan atentamente...”, culmina la carta abierta a la Mandataria.

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soyvalparaiso.cl