Regresar a soychile
  • Autos - valparaiso
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Cura Enrique Opaso: "Hoy no tengo la más mínima duda de los pecados y delitos de Karadima"

    El ex párroco de Reñaca, donde popularizó el culto por San Expedito, dijo que ahora el ex obispo Duarte debe "preocuparse de aclarar los procesos". Además, aseguró que la iglesia local debe "echar a andar la Diócesis".

    Un llamado al ex obispo de Valparaíso Gonzalo Duarte a "preocuparse de aclarar los procesos" y a la iglesia local a "echar a andar la Diócesis", realizó el cura Enrique Opaso, ex párroco de Reñaca, y actual director general de la Fundación Refugio de Cristo.

    El presbítero, en conversación con El Mercurio de Valparaíso, ahondó su mirada sobre la crisis que vive la Iglesia, y dijo que "hoy no tengo la más mínima duda de los pecados y delitos de Karadima".

    Agregó que “esta no es la Iglesia que me encantó; si hoy fuese seminarista, no seguiría”.

    Lee también: Obispo González dijo que Duarte fue investigado y que no se encontraron razones para decir "que había delito".

    Lee también: Juan Carlos Cruz: "La banda de obispos delincuentes se empieza a desintegrar hoy".

    Lee también: Papa Francisco aceptó la renuncia del obispo de Valparaíso Gonzalo Duarte.

    Consultado sobre la salida de Duarte, el cura que popularizara el culto por San Expedito, dijo que "hay que recordar que él ya había renunciado por su edad y había presentado voluntariamente la carta como Conferencia Episcopal, pero mi impresión es que la salida del obispo también se debe al impacto que produjo la carta de un sacerdote que se publicó el domingo en El Mercurio de Santiago donde da cuenta de alguna denuncia, que están ya presentadas en la Santa Sede, y de las cuáles no sabíamos".

    Consultado sobre los cambios en la diócesis local, Opaso dijo que "aquí no es un problema de la diócesis de Valparaíso, es un problema de la Iglesia en Chile y un problema de la Conferencia Episcopal. Los obispos son la cara visible de la Iglesia, y esa cara visible de la Iglesia ya no seduce a nadie. Necesitamos rostros nuevos -como el de Pedro Ossandón y otros que han nombrado- para animar a la Iglesia en una nueva etapa. Estas cúpulas de poder no sirven".

    Opaso, tal como lo había manifestado con antelación, cree que habrá más renuncias confirmadas por el Papa Francisco. "Ojalá se vayan unos 10 ó 15 obispos para cambiar el rostro. Eso va a ayudar mucho a la Iglesia. También que se sepa la verdad para que las víctimas tengan verdad, justicia y reparación que son tres cosas necesarias para la misericordia", dijo.

    Opaso, que calificó el momento que vive su sector como "una crisis inédita en la Iglesia del mundo", señaló no creerle a la Conferencia Episcopal que insiste en que nunca recibió denuncias. "Se han dicho tantas cosas. Lo primero que hay que hacer es traer gente de afuera. Pedro Ossandón no es de aquí, no nos conoce, y eso permite ir avanzando y proyectarnos".

    Sobre la defensa inicial que hizo de Karadima, Opaso aseguró que "yo venía recién saliendo del seminario y me encuentro con esta noticia y me preguntan, porque sabían que yo venía de Santiago, y claro, lo primero que pensé esto no puede ser cierto. Pero evidentemente a las víctimas hay que creerles. Esto ha sido un descubrir una verdad que ha sido terrible. Pero hoy no tengo la más mínima duda de los pecados y los delitos de Karadima y de muchos otros que están en la palestra".

    Por último, el presbítero aseguró que "el señor Ezzati y el señor Errázuriz deben irse", agregando que "están jubilados, no tienen credibilidad y por el bien de la Iglesia, deben dar un paso al costado. Hace tres meses atrás esto no lo hubiera podido decir y hoy lo digo con una libertad que me da mucha tranquilidad. Hace unos meses, cuando escribí un artículo en un diario, un obispo me dijo “¿hasta cuándo vas a hablar estas cosas? Hay que hablar de otros temas”. Y yo le respondí “no has entendido nada de lo que está pasando en Chile”. Bueno, tengo 38 años de vida como cura, y este ha sido el tormento más grande que me ha tocado vivir en mi vida religiosa. Uno dice “esta no es la Iglesia que me encantó” y si hoy fuese seminarista, no seguiría", concluyó.

    Publicado por: Juan Riquelme Díaz

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soyvalparaiso.cl