Regresar a soychile
    Abrir en nueva ventana

    Sepa por qué esta profesora abandonó las aulas e instaló una mini granja educativa en su casa

    Destacada docente calerana Nancy Camus recibe cursos para enseñar la naturaleza y los procesos vitales de varias especies.

    Nancy Camus es una profesora inquieta y buena para inventar cosas, como materiales didácticos y alternativos para enseñar ciencias naturales y matemáticas, o métodos educativos para que los niños no se aburran y se diviertan aprendiendo, porque así aprenden más, asegura.

    Ella buscó aplicar sus metodologías cuando hacía clases en distintos colegios de La Calera, pero se daba cuenta que sus fórmulas prendían entre los alumnos pero no entre sus colegas. “Por eso todo lo que yo avanzaba con un curso después se perdía, ya que no había continuidad cuando después a esos niños los tomaba otro profesor”, indica esta docente.

    Ese fue uno de los motivos por lo que desechó el sistema educativo formal. La otra causa fue su hija Sendiy, quien tiene epilepsia, y por quien debía abandonar rauda sus clases y para ir a socorrerla cuando tenía sus crisis. Por eso mejor instaló su centro de operaciones en su propia casa de la villa San Antonio.

    Ella y su hija siempre amaron los animales y así comenzaron a invertir en adquirir diversas especies. Así, hoy tienen acuarios y piletas con peces y tortugas de agua, además de hurones, ratas, conejos, erizos de tierra y lombrices rojas. “Tenemos acá todo estas especies con la idea de recibir cursos que quieran aprender en terreno los procesos de la naturaleza y cómo funcionan y se reproducen estos animalitos”, cuenta Nancy.

    Esta maestra además cultiva en su patio algas para reproducir y enseñar el proceso vital de estos microorganismos que son parte de reinos desconocidos por la mayoría, como el de las moneras (bacterias microscópicas) y el de las protistas (algas pioneras). “La próxima inversión que debo hacer es un microscopio electrónico para profundizar la enseñanza de este mundo”.

    ¿Pero qué ofrece en concreto Nancy Camus en su casa? Ella explica. “Los estudiantes, a través de una entretenida dinámica son estimulados a pensar, ver y tocar elementos y animalitos de la microgranja, que le ayudan a cuestionarse el mundo”.

    Es que esta docente quiere cambios en la educación y cree que su estilo aporta a los estudiantes que puedan llegar a su casa. “Durante el desarrollo de la clase grupal, -destinado a estudiantes de escuelas básicas y medias-, los niños emplean todos los sentidos y estimulan su imaginación a partir de la observación del mundo que les presentamos junto a mi hija Sendy”, explica Nancy, quien aparte de los animales, enseña los tres ciclos del ecosistema: ciclo del nitrógeno, ciclo del carbono y ciclo del agua. De hecho, arrendó al colegio Teniente Merino de Limache una de sus peceras para que los estudiantes de ese plantel se interiorizaran de todos estos conocimientos.

    Estos recorridos didácticos son gestionados con inscripción previa para preparar los elementos y espacios necesarios. La clase se realizan en un periodo de una o dos horas. Los alumnos ven el mundo de los fósiles del cerro La Melonita, luego pasan a los acuarios, aprenden de ciclos biológicos y ven por cierto a los animalitos.

    Pero su casa guarda más sorpresas. “También se generan espacios para hablar de la producción del pan en un horno a leña y terminan conociendo la acuaponia (sistema sustentable de producción de plantas y peces) y la lombricultura”, agrega esta innovadora profesora que ha sido premiada en diversas instancias.

    Pero Nancy Camus no se convirtió en Consultora en Gestión Escolar solo acercando la naturaleza a los demás. También es seca en matemáticas y son de su creación tomos de material educativo que ya utilizan, por ejemplo, en el colegio Saint Mary School de Artificio.

    No se queda en eso la docente, sino que además, ha elaborado algunos materiales artesanales, como tecleras y tablas para aprender geometría, que funcionan con un simple pero didáctico sistema de clavitos y elásticos, para que los niños aprendan ángulos y triángulos sin cuadernos ni compases. Ella lo llama el sistema Trangeo.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soyquillota.cl