Regresar a soychile
  • Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

Desde Antofagasta: Conozca el emprendimiento que fabrica órtesis a partir de bolsas reutilizables

En lo que es un ejemplo de economía circular, Biopedic usa el material de estas para crear estos productos y que, además, son a un costo mucho menor.

Todo proceso hoy en día no puede dejar de tener una mirada sustentable. Sin embargo, este caso cumple con ese valor agregado y algo más de creatividad. Si las bolsas plásticas ya no se utilizan, lo que sucede ahora es que nos hemos llenado de estas otras, las reutilizables y que vamos acumulando cada vez que se va al supermercado. Y sí, muchas de estas también son de plástico.

Estando ligado al mundo del reciclaje, a Franklin Zepeda se le ocurrió utilizar estas bolsas para algo más que cargar las compras, transformándolas en productos que ayudan a generar una mejor calidad de vida a las personas con algún tipo de discapacidad.

Como muchos emprendimientos, esto nace a partir de algo personal. “La historia es bien bonita y es como sentimental, se puede decir, porque esto tocó a mi familia. Mi hija estuvo yendo a la Teletón por seis años y ahí uno puede ver en carne propia, lo que necesitan”, cuenta este innovador.

Expresa que, como una forma de devolver la mano, buscó una forma creativa de apelar a la economía circular para poder aportar a esta institución y “es así como nace esta idea loca de poder transformar estas bolsas de polipropileno, estas bolsas de TNT que dan en el supermercado”.

Para apoyarlos en su rehabilitación los niños utilizan elementos como órtesis y férulas, las que se elaboran normalmente de fibra de vidrio y lo que le da la dureza es la resina, y fue ahí donde Cepeda dice que hizo match con la idea. “Cuando empecé a cortar estas tiras de bolsas para poder reciclarlas, me acordé de cuando yo hace un tiempo atrás había trabajado con fibra de vidrio y era la misma lámina y cuando la tomé esta bolsa en láminas, dije ‘esto se parece a la fibra de vidrio, qué tal si le ponemos resina y probamos con hacer un sistema, como una órtesis o prótesis’”, explica.

Red de colaboradores

Actualmente, el equipo de Biopedic está compuesto por dos ortesistas de la Teletón y tres alumnos de kinesiología de la Universidad Santo Tomás que también están trabajando con nosotros. Pero la idea de Zepeda es ir más allá, con la idea de poder aportar con su idea más allá de las fronteras de Antofagasta.

Y es que les han llegado pedidos desde otras partes del país, pero es difícil llegar a ellos, sobre todo si este tipo de productos debe ser a medida del paciente, por lo que ahí entró el 3D, de la mano de Fundación Minera Escondida y Socialab. “El material con el que se construye 3D es muy noble y flexible cuando uno le aplica calor, esa férula, por ejemplo, de mano que es plana la pones en una fuente con agua caliente, se flexibiliza y te lo pones en tu mano y se adapta a todo el contorno de la pieza que tu quieres trabajar en este caso”, explica.

Para eso también necesita sumar más gente a este emprendimiento y, producto de la pandemia, este emprendimiento usó eso a su favor para adaptarse. “Por ejemplo, nos habían pedido una órtesis de tobillo para Santiago y lo que estamos tratando de lograr es tener socios colaborativos en cada ciudad y tener un ortesista o kinesiólogo que pueda acudir al domicilio del paciente, que nos haga las matrices y nosotros fabricarlo en relación a lo que nos mandan de otras regiones para poder abarcar todo Chile”, expresa.

También para las mascotas

Este emprendimiento también ha dado otro paso para demostrar que nada es imposible en materia de reciclaje y ahí los animales entran en la ecuación, incluso generando un interés desde el extranjero.

“Fíjate que es importante recalcar que con este modelo de negocio, con esta solución, es que nos llamaron desde EEUU. Son dos socios, un chileno que vive allá en Florida y un americano, porque nosotros también le estamos dando soluciones a las mascotas, justamente con estas bolsas de alimentos de mascotas que es el plástico Nº7, que se supone dicen todo que no se puede reciclar, pero yo les digo que sí se puede”, sentencia este innovador.

Explica que, aplicando la misma técnica, están usando estas bolsas para transformarlas en órtesis para las propias mascotas. Cuenta orgulloso cómo eso llamó la atención allá en Norteamérica de donde “quieren llevarse este invento que nació en Iquique y Antofagasta”.

Sumando el cobre

Zepeda es enfático en decir que quieren romper esa paradoja de decir que por ser reciclado tiene que ser más caro, porque “para nosotros lo reciclado tiene que ser más barato”, considerando que una órtesis normal de pierna pueden valer hasta 2 millones de pesos, mientras que Biopedic la pueda fabricar por $80 mil, gracias a esta innovadora técnica con el material de las bolsas reutilizables.

Pero este emprendimiento ya tiene una nueva meta fijada y eso involucra al llamado “sueldo de Chile”, para aprovechar sus probadas propiedades en materia de salud.

“El próximo paso, asociado al tema del COVID, es poder hacer prótesis u órtesis con estas telas de PVC que son recicladas con nanopartículas de cobre, de manera tal que sean antivirales, bactericidas, que el paciente se sienta seguro de utilizarlo”, ya que el objetivo, dice, “es proteger aún más la salud de los pacientes”.

Más noticias

Más en soyantofagasta.cl