Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

Gabriela Pérez, la antofagastina que trabajó como extra en la serie Vikings

Tamara Miranda

Tres semanas de trabajo, largas horas de rodaje y talleres de manualidad, son alguna de las experiencias que vivió la joven en su participación en el programa de televisión.

Gabriela Pérez es periodista y tras quedar cesante, decidió tomar sus ahorros y emprender un viaje a Irlanda donde comenzó a estudiar inglés. Para poder subsistir tuvo que limpiar casas y pasear perros. Sin embargo, tras un mes de estar viviendo allí, un amigo le comentó sobre un casting para la serie Vikings, el famoso programa de televisión de History Channel.

Hasta ese momento, cuenta en una conversación con SoyAntofagasta.cl, nunca había visto la serie, con suerte la conocía de nombre. Recordó que por la plata, aceptó inscribirse. “Era muy bien pagado, en total $2.500 euros (cerca de $2 millones) por cinco días de grabación y dos semanas de talleres para preparar al personaje”, cuenta.

La producción, asegura Gabriela, estaba buscando personas con rasgos indígenas. “No puedo contar más detalles sobre la trama porque esto es parte de la sexta temporada y no ha salido al aire, pero a los productores les gusté y quedé seleccionada junto a otras 22 personas más. Lo cuático es que habían postulado más de mil”, comenta.

Sin duda la vida de esta joven periodista cambió durante algunas semanas: tenía una maquilladora, le hicieron un corte de pelo drástico, tenía extensas jornadas de grabación expuesta a temperaturas bajo 0 y trabajaba con actores conocidos, aunque asegura que no sabía quién era qué personaje, eso lo aprendió a medida que estaba trabajando.

“Me hicieron una chasquilla horrible. Me llegaba a la mitad de la frente y además me habían rapado en un lado. Cuando la niña me dice te vamos hacer esto en pelo, de nerviosa acepté. Lo bueno es que me pagaron un poco más (ríe)”, comenta.

Lo anterior tuvo consecuencias. “Yo estaba estudiando y tenía que ir a grabar y además trabajar en las cuatro casas limpiando y cuidando perros. Con ese pelo me veía horrible y tenía que andar usando gorros y cintillos para no verme tan mal”, sostiene.

Gabriela interpretó una mujer indígena y por ende estaba caracterizada con un traje muy pesado, hecho a su medida. “La producción se preocupó mucho por nosotros, de hechos nos iban a buscar y dejar a nuestras casas, porque la localidad donde estaban grabando quedaba a una hora de Dublín, que es donde yo vivía”, asegura.

Además de esto, Gabriela tuvo que realizar talleres de manualidades, específicamente con hojas. También tuvo monitora de danza y movimiento. Sus compañeros, en tanto, practicaron caza y pesca. “Tuve que crear pulseras de rama de árboles. Fueron dos semanas con cursos de expresión. Teníamos tres profesores y estaban siempre muy preocupados. Era un nivel de producción muy brígido”, sostiene.

Lo que más le costó fue acostumbrarse a las instrucciones, las que eran en inglés y muy rápido. “Fueron cinco días de grabación y conocimos a los actores. Lo bueno es que no había diferencia entre el actor y nosotros. Teníamos guantes, guateros, ropa térmica, comíamos lo mismo. Lo único que teníamos que hacer era hacerle caso al asistente. En algún momento dije ‘qué hice con mi vida’ ‘qué estoy haciendo acá’ (ríe)”.

La periodista grabó con tres actores de la serie, entre ellos, Floki (Gustaf Skarsgård) y Torvi (Georgia Hirst).

Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más en soyantofagasta.cl