Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

Tribunal condenó a dos carabineros que golpearon a menor de edad en Antofagasta

Los hechos ocurrieron en 2014 tras un partido de Colo Colo.

El Tribunal Oral en Lo Penal de Antofagasta entregó la condena para los carabineros Luis Guillermo Agustín Arias Arellano y Julián Aarón Minio Morales a 3 años y 541 días de presidio, respectivamente, con el beneficio de la remisión condicional de las penas, en calidad de autores del delito consumado de tormentos o apremios ilegítimos, ilícito perpetrado en de abril de 2014.

En fallo unánime, el tribunal –integrado por los magistrados Alfredo Lindenberg Bustos (presidente), Luz Oliva Chávez y Llilian Durán Barrera (redactora)–aplicó, además, a Arias Arellano y Minio Morales la accesoria legal de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de las condenas; más el pago de las costas del proceso.

Por reunir con los requisitos legales en la especie, el tribunal sustituyó el cumplimiento de las penas privativas de libertad por la remisión condicional, quedando los condenados sujetos al control de Gendarmería de Antofagasta, por el término de duración de sus respectivas condenas.

Los hechos habrían ocurrido de esta forma: La tarde del domingo 13 de abril de 2014, día que terminó el campeonato nacional de fútbol profesional, hinchas de Colo Colo se reunieron en la Plaza Sotomayor de Antofagasta para celebrar la obtención del título del torneo. En dicho contexto, la víctima, menor de 17 años de edad a dicha fecha, fue detenida por causas indeterminadas por personal policial apostado en el lugar.

Al arribar a la Tercera Comisaría de Carabineros, el menor fue ubicado en un pasillo frente al módulo del suboficial de guardia, quien se percató que sangraba de la mano derecha, por lo que dispuso su traslado inmediato al Hospital Regional de Antofagasta para constatación lesiones, junto a otros detenidos. La diligencia estuvo a cargo del entonces subteniente Luis Arias Arellano y del carabinero Julián Minio Morales.

En el centro hospitalario, cerca de las 17 horas, los detenidos fueron bajados del furgón policial frente a la entrada del servicio de urgencias del recinto. Al descender el menor de edad, quien iba esposado con las manos en la espalda, el oficial Arias lo tomó del cuello "al punto de botarlo al suelo y no contento con ello, le aplastó con la rodilla su espalda y con sus manos el costado izquierdo de su rostro, generándoles escoriaciones. Luego, fue levantado bruscamente por Arias, y conducido hacia unos contenedores, oportunidad en que azotó su cara contra la pared de uno de los habitáculos, mientras le profería insulto".

Tras ser ingresado al servicio de urgencia la víctima fue ubicada en la camilla del último box, ya que las otras estaban ocupadas con otros pacientes, manteniéndose siempre custodiado por ambos sentenciados, con las manos esposadas en la espalda.

La doctora de turno le practicó una primera constatación de lesiones, "la que tuvo lugar a las 17:39 horas, consignando que éste tenía escoriaciones faciales izquierda y herida contusa mano derecha, disponiendo como tratamiento el aseo y sutura de esta última, a cargo de una auxiliar paramédico y para ello los acusados cambiaron la posición de las esposas, dejando la mano izquierda del menor esposada a la camilla. Terminado el aseo quirúrgico y sutura, volvieron los acusados a esposarle las manos a la espalda".

“Mientras esperaban que concluyera el trámite de atención, y aprovechando la ausencia transitoria de la doctora y la auxiliar que le practicó las curaciones, Arias Arellano con una lapicera que le entregó Minio Morales, le dibujó en un brazo a la víctima el símbolo del equipo Universidad de Chile, "para luego propinarle un golpe de puño en el rostro, provocándole hemorragia nasal e incluso que no se pudiera aguantar y que se defecara y orinara en sus pantalones. A los pocos instantes de sucedido este hecho, retornó al box la médico de turno quien, impactada, inquirió a los acusados de lo que había ocurrido, para luego brindar a la víctima atención inmediata, además de gestionar llamados telefónicos al padre del menor afectado, manteniéndolo en el intertanto hospitalizado y dando cuenta de lo ocurrido a su superior", dice el fallo.

Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más en soyantofagasta.cl