Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Antofagasta: Los sobrevivientes del covid-19 relatan su experiencia

Comer un asado y sentirlo como una papilla, bañarse en colonia y no sentir aroma alguno, agotamiento físico severo, dolor de cabeza, tos, son algunos de los síntomas padecidos por los sobrevivientes del covid-19.

Comer un asado y sentirlo como una papilla, bañarse en colonia y no sentir aroma alguno, agotamiento físico severo, dolor de cabeza, tos, son algunos de los síntomas padecidos por los sobrevivientes del covid-19.

La Organización Mundial de la Salud estimo que ocho de cada diez afectados tienen síntomas leves. Más aún, de acuerdo con una investigación realizada por un grupo de científicos del Centro de Investigación Scripps (California, Estados Unidos) y que fue publicada en la revista Annals of Internal Medicine, alrededor del 45% de los contagiados nunca tiene efectos asociados al coronavirus.

La complicación es que entre un 10 y 20% tiene problemas graves, en especial dificultades para respirar.

Concejal Ignacio Pozo

Fue en enero cuando el concejal Ignacio Pozo escuchó por primera vez de la existencia del covid-19, pero como ocurría en China, lo apreciaba como algo demasiado lejano. Hasta que el virus avanzó por Europa, se conoció su letalidad y en marzo arribó a Chile. A partir de entonces, comenzó a tomar una serie de medidas preventivas.

En ese mes cuando un día se dio cuenta de que no tenía olfato; pero no era algo tan extraño, ya que sufre problemas en su tabique nasal, así que lo relacionó con aquello. Poco antes su padre, profesor en el Colegio Padre Le Paige, le informó que habían detectado un caso positivo en el establecimiento y eso lo motivó a hacerse el examen por prevención.

“Fui a la Clínica Antofagasta y no me querían hacer el examen. Me revisaron y me detectaron una rino faringitis aguda, pero insistí tanto en el examen que me lo hicieron. Me fui a casa y me encerré. El jueves Santo estaba viendo la misa y me llamaron notificándome que era positivo. Di mi correo y sentí como un hielo en el cuerpo de la pura impresión”.

Bombero que estuvo conectado a ventilación mecánica

Roberto Zúñiga, chofer de ambulancia del Samu y voluntario de bomberos, se hizo el viernes 1 de mayo el examen de covid y 24 horas más tarde confirmaba que era portador del virus. Poco antes habían descubierto que su pareja estaba contagiada, así que decidió irse con ella a pasar la cuarentena.

Hasta allí él pensaba que sería uno más de los tantos pacientes asintomáticos. Sin embargo, todo cambió de la peor manera y en un breve lapso. La fiebre se elevó hasta los 39,9 grados, tuvo vómitos, diarrea, mareos y mucha tos, tanta que comenzó con problemas para respirar. Su polola decidió llamar la ambulancia y trasladarlo hasta el Hospital. El examen reveló que sus pulmones estaban inflamados y que era necesario internarse. Nada mejoró durante la segunda jornada en el Leonardo Guzmán: le faltaba aire, a pesar de que tenía conectada una máscara con oxígeno, así que lo llevaron a la UCI y lo que vio allí lo dejó atónito, al punto que no paraba de tiritar.

“Solo habían pacientes entubados… me recorrió un escalofrío. Me dijeron que debían entubarme y me despedí de mi familia enviando un mensaje a un grupo de whatsapp, explicándoles que solo sería por un par de días. Entonces llegó el anestesista. Me calmó y me dijo que me iba a dormir… Para mí fueron un par de segundos súper lentos, pero pasaron 25 días”.

Para más detalles, revisa la nota completa en El Mercurio de Antofagasta.
Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

Más en soyantofagasta.cl