Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Antofagasta: Crisis social podría gatillar distintas reacciones físicas y emocionales

Especialistas aconsejan no descuidar la salud mental.

Temor, irritabilidad, sentimientos de culpa, rabia, dolor, problemas de concentración, dificultades para tomar decisiones y de memoria, cansancio, insomnio, dolores de cabeza, menor deseo sexual y aislamiento, son algunas de las reacciones que muchas personas pueden estar experimentando por estos días como consecuencia de la crisis social que vive el país.

Estas semanas de manifestaciones no solo han evidenciado un descontento social, sino que además han traído consigo un desgaste psicológico, mental, físico y emocional que algunas personas están notando en sus vidas.

Una situación que expertos en psicología califican como “normal”, debido al contexto social. Por eso, no entrarían en la categoría de trastorno mental, aunque de igual forma ameritan ciertos resguardos para no derivar en cuadros más complejos.

HIPERVIGILANCIA

El director de Escuela de Psicología de la UCN, Roberto Stolzenbach, señala que la “hipervigilancia” es un estado que podría agudizar nuestra sensibilidad emocional.

“Uno constantemente está vigilando acciones o fenómenos en el sentido de amenaza al bienestar propio o de los demás. Por lo tanto, esto genera un nivel de ansiedad y estrés bastante importante. Si esto se mantiene por mucho tiempo y, dependiendo de cómo se desarrolle cada uno de los fenómenos, puede generar a futuro cierta sintomatología asociada a un detrimento de la salud mental, por ejemplo, insomnio, dificultades para comer, mayor irritabilidad. Y También puede afectar la interrelación que tiene uno día a día con los otros”, manifestó.

Un factor que también es considerado relevante por los psicólogos es la extensa duración de estallido social.

En ese sentido, la docente en psicología de la Universidad Santo Tomás, Sandra Sandoval, advierte al menos cuatro tipo de reacciones inmediatas que pueden manifestar las personas: emocionales, cognitivas, físicas e interpersonales.

“El presentar estas estos síntomas no implica que la persona va a desarrollar algún trastorno. Hay estudios que han informado que el 60% de la población que se ve expuesta a una situación de crisis, ya sea terremotos, tsunamis o estallidos sociales, no presenta un trastorno psicológico. Solo hay un porcentaje menor que podría presentar después de seis meses algún tipo de problema de salud mental”, apuntó la profesional.

grupos

En esa línea, al consultar a los especialistas si existe algún segmento de la población que sea más propenso a experimentar reacciones psicológicas en el actual contexto, éstos explicaron que aquellos que ya vivieron alguna experiencia similar, tienen más probabilidad de manifestar algún trastorno.

“Más que un segmento de la población, esto está determinado por experiencia anteriores. Por ejemplo, aquellas personas que vivieron el tiempo de la dictadura lo viven de forma distinta porque hay una especie de ‘flash back’ respecto a lo que está pasando. Ellos pueden generar cierto nivel de sintomatología o movilización tanto experiencial como emocional”, argumentó Stolzenbach.

La sicóloga Sandra Sandoval agrega que otro tipo de personas propensas a experimental algún trastorno, son quienes han presentado cuadros psiquiátricos anteriores.
Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más en soyantofagasta.cl