Regresar a soychile
  • Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Día de las regiones
Abrir en nueva ventana

Enfermeros de UCI a un año de batalla contra el Covid: “Hay cansancio, pero sabemos que tenemos que seguir”

Antonella Casali

Trabajadores cuentan cómo ha sido enfrentar la emergencia sanitaria, las diferentes etapas de contagio y también cómo ha repercutido a nivel personal.

En poco más de un año, tuvieron que aventurarse a tratar pacientes contagiados por un virus poco conocido, capacitarse sobre ventilación mecánica, redoblar turnos, distanciarse de familias y amigos, además de ser el ser querido de algún paciente en su último adiós. Estas han sido una de las múltiples labores que han desarrollado enfermeros y enfermeras de la UCI de los recintos de salud, durante la crisis sanitaria provocada por el Covid-19.

Hoy en la región hay un 95% de ocupación de camas UCI. El personal de esta unidad continúa con la misma carga laboral. Aunque afirman que no con la misma energía.

Felipe Bacian, enfermero de UCI del Hospital Regional, el principal recinto clínico de la región, dijo a SoyAntofagasta.cl que, “me genera sentimientos encontrados. Mantengo mi esperanza en que en algún momento mejoraremos. El cansancio a este punto es evidente. Pero nuestra labor es seguir”.

El joven de 27 años, que ha trabajado desde el inicio de la pandemia en esta unidad, detalla que “ha sido un trabajo muy duro en todo sentido. Emocional, físicamente, es una combinación que ha estado muy presente. El año pasado con turnos 24 horas se hacía agotador, haciendo turno de vigilia, atento a la sedación y ventilación mecánica”.

Carga emocional

“La carga emocional que existe es grande. Muchas veces vimos pacientes que iban mejorando y que de repente empeoraban y fallecían, alejados de sus familias. Fue un rol importante ser parte de eso, de encargarnos de darle un duelo por teléfono o ser los mediadores y entregar el papel de defunción de ser querido. Son sentimientos encontrados (…). Siento y espero que, en un punto, bajemos nuevamente los casos. Preocupa el tema de las nuevas cepas y también el cansancio ya hace más notorio. Pero sabemos que esto aún no termina y debemos seguir”.

José Luis Carrera lleva 14 años en la UCI. Señala que si bien “uno asume un riesgo desde el momento en que uno decide estudiar una carrera del área de la salud” ha sido complejo y agotador lo vivido en este poco más de año de pandemia.

El enfermero clínico y actualmente presidente de la Asociación de Enfermeros y Enfermeras del Hospital Regional de Antofagasta, dice que “ha sido complejo. Hay quienes han estado casi un año sin vacaciones o un descanso adecuado. No se puede negar que somos de los grupos más afectados. Redoblando turnos, trabajando más horas de las habituales, atendiendo mayor cantidad de pacientes y con mayores gravedades y esto claramente ha replicado en nuestra vida personal y familiar”.

“La falta de recursos humanos”

“La carga laboral tampoco ha mejorado. No ha disminuido. Todo lo contrario: Ha ido en aumento, porque estamos en déficit de recursos humanos. O sea, los mismos funcionarios que deberían hacer un turno de 12 horas, están haciendo de 24. En vez de tener dos días de descanso que era habitual prepandemia, ahora es sólo un día de descanso porque tienes turno en tu día libre. Somos los mismos, porque no hemos podido sumar a más. Hay recursos limitados y esto pasa a nivel nacional (…) Estamos peor que antes. En la primera ola fue de 105 camas críticas como tope. Hoy contamos con 112 camas y se planean abrir 12 camas más”.

Evelyn Salfate, enfermera de la Unidad de Pacientes Críticos de una clínica privada en la comuna. Con casi ocho años en el área, la profesional asegura que, pese a que la dinámica de la unidad no era sorpresa, "otra cosa fue enfrentar esta pandemia. Fue muy duro al principio, estar tratando a pacientes de un virus que poco se sabía, ver como esta situación empeoraba y las personas fallecían y no sabía nadie cómo frenarlo. Yo soy mamá de dos niñas, y frente a la pega que se me venía y la incertidumbre de la situación, las envié con mi madre a Iquique, estuvieron tres meses allá”.

“Es difícil el trabajo en UCI Covid, porque estos pacientes viven en aislamiento, lejos de sus seres queridos”, cuenta Salfate.

“Hoy estoy con licencia producto de una tendinitis radiocarpiana (…) el exceso de carga laboral siento que influyó en ello, en que nosotros como funcionarios nos enfermemos. Esto no mejorará en el corto plazo, eso no nos gusta escuchar, pero si nos encerramos y toman medidas como el cierre de fronteras, no lo podremos superar”, dice la enfermera.

Más noticias

Más en soyantofagasta.cl