Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Científico de Antofagasta logró disminuir las amputaciones de pacientes diabéticos

    Una de las consecuencias más catastróficas de la Diabetes Mellitus (DM) es la Osteomielitis; y que -en muchos casos- obliga a la amputación. El doctor Francisco Salvador desarrolló estudios que fueron reconocidos internacionalmente.

    El académico Francisco Salvador Sagüez, junto a un equipo de estudiantes de la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad de Antofagasta, se encuentran realizando una investigación que tiene como objetivo disminuir la cantidad de pacientes que pierden una de sus extremidades debido a la Diabetes Mellitus (DM).

    Una de las consecuencias más dramáticas de esta patología es la Osteomielitis; una infección de los tejidos profundos del pie y que -en muchos casos- obliga a la amputación. Es por ello que el doctor Salvador, académico adjunto de la facultad y especialista en Infectología, divide su tiempo entre la UA y el Hospital Regional, donde realiza una ardua labor para tratar a personas con complicaciones derivadas de lo que se conoce como pie diabético.

    "Según estudios, un paciente que logra salvar su extremidad afectada tiene mayor expectativa de vida, puede vivir en promedio cinco años y medio, mientras que uno amputado precozmente ve disminuida su sobrevida en no más de dos años", explicó a El Mercurio de Antofagasta.

    Junto a los estudiantes presentaron dos trabajos en el último Congreso Panamericano de Infectología en Panamá; y cuatro en la Cumbre de las Américas del Pie Diabético, donde obtuvieron el primer lugar, con investigaciones centradas en la Microbiología del pie diabético y en el tratamiento antibiótico, entre otros aspectos.

    Resultados

    Los resultados positivos comenzaron a evidenciarse en 2015, cuando Salvador y su equipo lograron bajar en un 40% la cantidad de pacientes amputados en Antofagasta.

    "El índice disminuyó de 158 pacientes a 104 ese año, posteriormente, la baja se ha mantenido en un 30% menos de las amputaciones mayores y un 25% de las amputaciones en general", explicó Salvador.

    Según el profesional, estos positivos resultados son posibles gracias a dos acciones fundamentales: una consulta precoz y el tratamiento efectivo de la Osteomielitis.

    "Estamos conectados mediante la red Whatsap con los profesionales de la atención primaria, así coordinamos una derivación oportuna y se entregan directrices basados en el estado del paciente. Lo que hicimos fue tratar precozmente y disminuir la necesidad de amputación mayor. A veces, la Osteomielitis persistía, y generaba que el pie siguiera infectándose y necesitando más amputaciones, no solamente del dedo del pie, sino que después el medio pie y finalmente la pierna", detalló.

    En cuanto al tratamiento, explicó que frecuentemente los pies eran tratados con esquemas antibióticos inadecuados, eso hacía que un pie infectado llegara en muy malas condiciones al servicio de urgencia y solamente quedara amputarlo.

    La nota completa aquí.

    Publicado por: Jimena Herrera

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soyantofagasta.cl