Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Corfo ya notificó adjudicación del Instituto de Tecnologías Limpias de Antofagasta

La AUI destacó que las universidades, centros y/o institutos que cuenten con capacidades científicas y tecnológicas en Chile, podrán participar de las iniciativas del Instituto.

Avanzando en lo acordado y pese a las críticas, Corfo confirmó que ya se notificó a los participantes de la licitación para el desarrollo del Instituto de Tecnologías Limpias –ITL-, los resultados del proceso y sus fundamentos, los que constan en las actas y que podrán ser solicitadas por Transparencia.

Corfo precisó nuevamente que el Consorcio Associated Universities Inc., AUI, ganadora del proceso obtuvo la mejor evaluación, por parte de la Comisión Evaluadora en: diagnóstico, plan de desarrollo estratégico, infraestructura y equipamiento, plan de trabajo, presupuesto, participantes, gobernanza, sustentabilidad a largo plazo, y cofinanciamiento. “Tal como muestran las actas del Consejo Corfo, si bien las propuestas fueron altamente competitivas, la de AUI fue considerada la de mayor valor para la Región de Antofagasta y para Chile”, se señala en el documento.

Sobre la decisión de quedarse con la propuesta norteamericana, la institución detalló que cada ítem de evaluación se calificó con una nota de 1 a 5, y cada criterio contó con una ponderación definida. De allí AUI obtuvo una nota 4,5; Corporación Alta Ley (Asdit, de la que son parte la Universidad de Antofagasta, Católica del Norte y Asociación de Industriales de Antofagasta), un 4,2 y Fundación Chile, un 3,3.

Proyecto ganador

En detalle, la Corporación destacó que AUI obtuvo una mejor evaluación en los criterios de sustentabilidad a largo plazo y cofinanciamiento del Instituto.

“En el caso de la sustentabilidad a largo plazo, la propuesta ganadora, contempla la generación de nueva capacidad instalada en la Región de Antofagasta, comprometiendo seis nuevos laboratorios e instalaciones multipropósito para el desarrollo de las tres áreas de especialización del instituto, creando valor para la Región de Antofagasta y para todo Chile, convirtiéndonos en una referencia tecnológica mundial. Por su parte, la propuesta liderada por Alta Ley no considera nueva capacidad instalada en la Región de Antofagasta, ni desarrollo de nuevo equipamiento propio. Por el contrario, deja la labor del instituto desagregada en la infraestructura que tienen las instituciones relacionadas al consorcio, no proyectando el trabajo de la entidad, una vez que se acabe el Aporte I+D”.

Se añadió que respecto al ítem de cofinanciamiento del Instituto, la Corporación Alta Ley condicionó el 20% del aporte total contemplado, a la reinversión de eventuales ingresos futuros, generando una “incertidumbre evidente y poniendo en duda la capacidad del Instituto de financiar los programas contemplados en la propuesta y proyectarse a futuro”.

Comparación

Entre las diferencias de una propuesta y otra, el comunicada especifica que por ejemplo, AUI consideró asimismo aportes monetarios efectivos por un monto de US$ 104 millones, y solicitó un aporte I+D de SQM por US$ 142 millones. En tanto, el proyecto liderado por la Corporación Alta Ley contempló un aporte monetario efectivo de US$ 37,5 millones y solicitó el aporte máximo I+D con SQM (US$ 193 millones).

La Comisión Evaluadora también consideró que la propuesta liderada por AUI mostraba como fortaleza “un modelo de negocio factible” y un “adecuado tratamiento” de los aspectos de transferencia tecnológica; además de una “definida estrategia de escalamiento y comercialización”, presentando ejemplos claros que permiten confirmar el fortalecimiento de emprendimientos de base tecnológica.

Tendencia en Facebook

Más noticias

Más en soyantofagasta.cl