Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Regularizan instalaciones eléctricas a familias ariqueñas de escasos recursos

    Alumnos de la carrera de Técnico de Nivel Superior en Proyectos Eléctricos de Distribución del CFT Tarapacá hicieron la tarea, para declararlas a la Superintendencia de Electricidad.

    La regularización de

    instalaciones eléctricas domiciliarias es una de las tareas más

    difíciles para las familias de escasos recursos que logran instalar

    sus viviendas mediante el sistema de autoconstrucción. Cada

    regularización domiciliaria para poder conectarse al sistema

    eléctrico puede llegar a costar entre 600 y 800 mil pesos por

    vivienda.

    Este era el caso de 31

    familias vulnerables de la comunidad Alto Bellavista de Azapa, las

    cuales veían muy lejos el acceso a la energía eléctrica y contar

    con instalaciones seguras en sus casas, hasta que llegó el apoyo del

    CFT de Tarapacá, que a través de la carrera de Técnico de Nivel

    Superior en Proyectos Eléctricos de Distribución, su directora

    Carolina Salas Lincheo y el trabajo solidario de sus estudiantes de

    último año pudieron realizar las instalaciones interiores

    eléctricas en las viviendas y quedar en condiciones de declararlas a

    la Superintendecia de Electricidad, para obtener el ansiado

    certificado T1 que les permitirá conectarse al sistema, acceder a la

    energía y mejorar su calidad de vida.

    Las familias de la

    comunidad de Alto Bellavista contribuyeron con un kit básico de

    instalación de alrededor de 50 mil pesos y recibieron a los

    estudiantes que en cuatro sábados trabajaron en cada vivienda hasta

    completar las instalaciones de las 31 casas con condiciones máximas

    de seguridad y bajo la norma eléctrica, las que actualmente están

    en condiciones de ser conectadas al servicio.

    La profesora Carolina

    Herrera, del ramo de Instalaciones Eléctricas, que acompañó a los

    alumnos en estos trabajos señaló que “primero se realizó un

    catastro de todas las viviendas para luego comenzar con el trabajo de

    las instalaciones, mediciones de tierra de protección y

    posteriormente con los estudiantes más especializados se revisaron

    todas las instalaciones para dar mayor seguridad a las familias y a

    la Superintendencia de Electricidad. Fue un trabajo muy importante

    para nuestros estudiantes y con un gran impacto social que cada uno

    atesorará para siempre”.

    En tanto Luis Paz, uno de

    los beneficiarios con mucha emoción, manifestó su satisfacción y

    gratitud por el trabajo que realizaron los estudiantes, “estoy muy

    contento y muy agradecido del CFT, de la profesora y de los muchachos

    que están en práctica y que nos apoyan, nos cuesta mucho llegar a

    contratar a alguien para realizar estos trabajos, necesitábamos

    tener estas instalaciones de buena forma y no correr riesgos, por lo

    que lo agradecemos mucho, ahora ya estamos listos, los muchachos han

    demostrado sus capacidades y nos han ayudado”.

    Para los estudiantes el

    aprendizaje durante su carrera y la solidaridad han ido de la mano,

    formándose así no sólo como profesionales capacitados sino que

    contribuyendo a su formación personal, como lo señaló Miguel

    Muñoz, de segundo año “estamos contentos, ha sido entretenido

    porque hemos aprendido mucho, hemos sido bien recibidos y estamos

    felices por el trabajo realizado, me siento grato de haber ayudado”,

    indicó.

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soyarica.cl