Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

[VIDEO] Familiares y amigos exigen justicia por crimen de joven loíno

Con una velatón en su animita, un importante grupo se manifestó contra el brutal homicidio que sufrió David Castillo Morales, quien fue abordado en un auto por tres sujetos en febrero del 2018. Tras el largo proceso de más de un año, dos de ellos quedarían en libertad.

Impotencia, rabia, frustración y pena, son algunos de los sentimientos que tenían las personas que se juntaron para realizar una velatón y exigir justicia por David Castillo Morales, joven loíno cobardemente asesinado la madrugada del 10 de febrero del 2018, cuando tres sujetos lo interceptaron en un servicentro ubicado en la punta de diamante de Calama, lugar donde Castillo ocasionalmente limpiaba vidrios de vehículos.

Según comentó uno de los asistentes, y amigo cercano de toda la vida de David, dos de los presuntos responsables quedarían en libertad, mientras que el tercero sería condenado por homicidio simple, situación que llenó de impotencia a los más cercanos de la víctima, quienes no comprenden las razones que motivarían esta “liviana” sentencia, a la luz de los hechos que largamente fueron encontrados durante el homicidio mismo.

Lo anterior, considerando además que este tipo de homicidio (simple) es el que se comete “sin ninguna de las calificantes como premeditación, alevosía, ensañamiento, veneno, premio o promesa remuneratoria”, pero causa ruido el saber que según la autopsia realizada a David, el joven loíno falleció debido a un politraumatismo, es decir, por lesiones graves causadas de manera simultánea. Y como no, si un auto le pasó de lleno por encima, luego de haber sido atacado en el servicentro desde donde arrancó la víctima hasta el lugar donde hoy se ubica su animita.

Por todo esto, la gente que conocía a “Davicho”, como cariñosamente se le apodaba a David, unen fuerzas para seguir exigiendo justicia, y hoy nuevamente harán una velatón en calle Ecuador, entre Granaderos y Abaroa, donde se instaló la animita de esta víctima que no alcanzó a llegar a su barrio de toda la vida aquel fatídico 10 de febrero, cuando dejó de existir por un horrible y cobarde crimen que está cercano a definir la sentencia de él o los responsables definitivos, según lo determine la cuestionada justicia.
Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más en soycalama.cl