Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Comunidad mapuche en Ñuble indignada por muerte de comunero en el sur

    Efectuaron manifestación donde mostraron su descontento. Por otro lado, pidieron la salida del "Comando Jungla" desde La Araucanía, petición apoyada por la diputada Loreto Carvajal.

    La reciente muerte de Camilo Catrillanca, al interior de la comunidad de Temucuicui, en Ercilla, en el marco de un operativo del "Comando Jungla" de Carabineros tras una denuncia por robo de tres automóviles a unas profesoras, generó la reacción en cadena del pueblo mapuche, lo que se ha traducido en ataques incendiarios en la octava, novena y región Metropolitana.

    A nivel de Ñuble, el fallecimiento de Catrillanca, de igual manera generó el repudio al interior de las distintas comunidades originarias, quienes se manifestaron tanto en Bulnes (con la puesta de un letrero en las afueras de la Gobernación de Diguillín), así como en Chillán, donde junto a las organizaciones indígenas llegaron a las afueras de la Catedral de Chillán, estudiantes universitarios y la comunidad en general.

    Claudia Huichamán, integrante de la Asociación indígena Antü de Chillán, quien tomó parte en la marcha, criticó el actual escenario que vive el pueblo mapuche. "Al igual que antaño, en el S.XXI nuestros derechos siguen siendo vulnerados, y nuestra respuesta como mujeres mapuche solamente es marchar de la manera más pacífica. En la región las manifestaciones han sido pacíficas, no hay tanta población de pueblos originarios. En Ñuble nuestra misión es mostrarse rechazando este poder asesino", explicó.

    Lucy Catricheo, presidenta de la Asociación Mapü Trafón de Chillán Viejo, quien también tomó parte en la manifestación, condenó lo sucedido con Camilo Catrillanca.

    "Esta marcha fue para hacer sentir el repudio del pueblo mapuche por este asesinato a sangre fría del comunero en Ercilla, ya que si bien se denunció por un robo, las versiones que se han escuchado hasta ahora no señalan que este joven haya estado metido en eso", puntualizó.

    Por su parte, Jessica Sandoval, presidenta de la Asociación Antü-Buraleo de Coelemu, fustigó la muerte de Camilo Catrillanca, criticando a las autoridades por la implementación del "Comando Jungla".

    "Lo acontecido con el comunero en Ercilla no es ninguna sorpresa, porque cuando comenzó el proceso de preparación del personal de Carabineros en Colombia, ellos sabían a lo que iban, para qué se fueron a capacitar. La muerte de Catrillanca es una pena, una desilusión, al ver la forma tan cobarde en la que fue asesinado. Se habla del convenio 169 (derechos del pueblo mapuche) y los gobiernos que han pasado ni tampoco el Estado lo han respetado", lamentó.

    SALIDA DEL COMANDO

    Los cuestionamientos al "Comando Jungla", no solo se circunscriben al mundo mapuche, sino que también a nivel parlamentario en Ñuble.

    En ese sentido, junto con calificar como una "tragedia para el país" la muerte de Camilo Catrillanca, la diputada Loreto Carvajal (PPD) enfatizó que se hace necesario el término de las operaciones de la criticada unidad de la policía uniformada que opera en la región de La Araucanía.

    El "Comando Jungla" es contradictorio, es un incentivo a la violencia por lo que debe salir de la zona. Por ello, se solicitarán todas las diligencias para esclarecer lo acontecido. Lo que nosotros queremos es que haya un reconocimiento hacia el pueblo mapuche a nivel constitucional", subrayó la diputada por Ñuble, Loreto Carvajal.

    Una opinión similar es la que tiene Gabriela Carmona, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción (UdeC), campus Chillán, organización que participa en la Red de Apoyo del Pueblo Mapuche.

    "Como estudiantes queremos fuera de la novena región al Comando Jungla. Estamos persiguiendo a personas con un comando de guerra por ser mapuche, demuestra la fuerza desmedida que están ocupando los órganos del Estado para reprimir", sentenció Carmona.

    VISIONES ENCONTRADAS

    De acuerdo al Censo 2017, en la región de Ñuble 7.535 personas, es decir el 4.8% de su población, se considera perteneciente a un pueblo indígena u originario. Actualmente en 19 de las 21 comunas que conforman la región hay asociaciones (salvo Ñiquén y Portezuelo). Esta importante presencia, al menos en números, debería significar una mayor integración a la sociedad ñublensina; no obstante, entre sus integrantes eso es cuestionable, o simplemente no se da.

    Entre los primeros está Lucy Catricheo, presidenta de la Asociación Mapü Trafón, de Chillán Viejo. "Nosotros participamos constantemente. Ya tenemos educadores tradicionales en los colegios de Chillán, San Ignacio, Quillón y San Carlos, pues el 2020 de primero a sexto se va a enseñar mapudungun", explicó Catricheo.

    Una visión más crítica es la que tiene Claudia Huichamán, integrante de la Asociación indígena Antü de Chillán. "La integración se ha propiciado porque nosotros la hemos buscado, no porque las instituciones en Ñuble lo hayan hecho. Salvo en el caso del Servicio de Salud Ñuble, con quien estamos trabajando desde el 2015, y ahora habrá una consulta de educación indígena", enfatizó Huichamán.

    En tanto, para Venancio Coñuepan, presidente (Lonko) de la Asociación Lof Huillimapu del Larkü (Bulnes), lo que buscan no es la integración sino el reconocimiento, que exista un nuevo pacto social entre el Estado chileno y el pueblo mapuche. Lo sucedido con Camilo Carillán demuestra que ello no se ha dado pues las políticas del Estado van hacia la represión y no la paz", sentenció Coñuepán.

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soychillan.cl