Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Víctima de abuso de sacerdote anuncia querella contra el Obispado de Chillán

Vocera de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico en Chile adelantó que, a través de su abogado, presentarán una acción legal "contra todos quienes resulten responsables, como autores, cómplices o encubridores, del delito de abuso sexual que sufrió desde los 14 años".

En medio del último adiós al obispo emérito de Chillán, Alberto Jara Franzoy, la vocera de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico en Chile, Silvana Bórquez, volvió a cuestionar la participación que tuvo el religioso al mando de la Iglesia Católica local entre los años 1982 y 2006, periodo en que se conocieron graves abusos de sacerdotes a menores de edad.

En ese contexto, Bórquez relató su experiencia personal y expresó que "hace 20 años fui abusaba por Jorge Baeza, y pese a que hubo sacerdotes que hablaron con él (obispo) sobre lo que estaba aconteciendo, lo único que hace es trasladarlo de diócesis, nunca hizo nada por acercarse a nosotros para saber nuestra versión", afirmó.

Ya conocida la noticia de su fallecimiento y la sepultación del prelado en la cripta destinada a los obispos en la Catedral de Chillán, la vocera de la red de sobrevivientes de abusos eclesiásticos anunció la presentación de una querella que buscaría hacer responsable al Obispado de Chillán.

"La próxima semana como familia interpondremos una demanda contra el recién fallecido obispo Alberto Jara", dijo a Diario Crónica Chillán.

Sería, no obstante, la primera acción legal que mencionaría presuntos actos de presunto encubrimiento por parte del ya fallecido obispo emérito de Chillán, la cual ingresaría en los próximos días al Juzgado de Garantía de la capital de Ñuble.

Silvana Bórquez puntualizó que "la querella será interpuesta por mi familia, a través del abogado Juan Pablo Hermosilla. La querella se interpone contra el Obispado de Chillán por el encubrimiento de Jara en el caso de Jorge Baeza, y todos quienes resulten responsables como autores, cómplices o encubridores del delito de abuso sexual, estupro y violación de una mayor de 14 años", detalló.

Los hechos que motivan la acción legal ocurrieron entre 1991 y 1995, y fueron denunciados a la justicia de Los Ángeles en un proceso por estupro tras el cual el tribunal consideró en 2009 que el delito había prescrito, pese a la confesión del sacerdote.

Pese a ello, y después de 20 años de ocurridos los hechos, esta familia aún busca justicia para quien fue víctima de los 14 hasta los 20 años del sacerdote, el cual sólo fue objeto de una sanción canónica por parte de la Iglesia.
Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más en soychillan.cl