Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Administrador Apostólico de Chillán determinó la culpabilidad de sacerdote Osvaldo Salgado en abusos de menores

El Obispado de Chillán, al finalizar el proceso administrativo ordenado por la Santa Sede, sancionó al exrector de la Catedral con la pérdida del estado clerical. Para ello, la Congregación para la Doctrina de la Fe derogó la prescripción de los eventuales delitos, cometidos entre 1985 y 1991.

Una dura sanción consistente en la pérdida del estado clerical, tras haber sido hallado culpable de abuso sexual contra menores, anunció hoy el Obispado de Chillán en contra del sacerdote Gregorio Osvaldo Salgado Coe.

La medida fue determinada por el Administrador Apostólico de la Diócesis, P. Sergio Pérez de Arce Arriagada, al término del proceso administrativo penal ordenado por la Santa Sede, y cuya apertura fue decretada el 29 de octubre de 2018.

Para imponer esta pena, según se informó, se ha recibido la autorización de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Dicasterio que ha estudiado la documentación del proceso penal y antecedentes anteriores enviados desde la Diócesis.

Según el Derecho Canónico, la pérdida del estado clerical se produce, entre otras causales, "por rescripto de la Sede Apostólica, a los diáconos, cuando existen causas graves; a los presbíteros, por causas gravísimas".

La investigación canónica fue enviada a la Santa Sede a mediados del 2018, luego de lo cual la Congregación para la Doctrina de la Fe derogó la prescripción de los eventuales delitos, cometidos entre 1985 y 1991.

"El proceso penal administrativo, además de la denuncia que dio origen a la causa, incorporó otras dos denuncias y diversos testimonios que han llevado a declarar al sacerdote, de acuerdo a la normativa de la Iglesia, culpable de delicta graviora contra sextum cum minoribus".

Cabe recordar que el exrector de la Catedral de Chillán fue denunciado por tres ex alumnos del Colegio Seminario Padre Alberto Hurtado de Chillán por abusos que habrían sido cometidos cuando tenían alrededor de 10 años de edad.

Las víctimas de estos hechos prestaron además declaración ante la PDI entre los meses de octubre y noviembre del año 2018.

El sacerdote, quien ya fue notificado de la pena impuesta, tiene 10 días para solicitar a la Congregación de la Doctrina de la Fe la eventual revocación o enmienda del Decreto del Obispado.

El Obispado de Chillán lamenta profundamente el daño que estos hechos han causado a las víctimas, así como el dolor ocasionado a los fieles. Llama a todas las comunidades eclesiales a seguir trabajando por una cultura del cuidado y la prevención. Manifiesta, asimismo, su disponibilidad para apoyar, en diálogo con las víctimas, el delicado camino de la reparación.

Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más en soychillan.cl