Regresar a soychile
  • Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

El Movilh solicitó una investigación por presunto ataque homofóbico en Castro

Un fotógrafo denuncia que fue agredido física y verbalmente en razón de su orientación sexual por funcionarios de la Comisaría de Castro, además de ser víctima de un robo en ese lugar.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual(Movilh) expresó “su máxima preocupación” al general director de Carabineros, Gustavo González, y al presidente de la Comisión Defensora Ciudadana, Alberto Precht, por la denuncia efectuada por un fotógrafo en Castro, quien acusa homofobia y abusos en un procedimiento policial.

INVESTIGAR

En carta dirigida a González y Precht el Movilh demandó “investigar a fondo los hechos y sancionar a los funcionarios responsables de la Comisaría de Castro, pues su accionar constituye una violación a los derechos humanos y que infringe además la ley antidiscriminación.

Los hechos ocurrieron el pasado 3 de septiembre a eso de las 19 horas,tras una discusión entre el señor Rebolledo y su pareja en la casa de ambos, ubicada en Nercón. Al calor de la discusión, Rebolledo lanzó un objeto por la ventana que destruyó uno de los vidrios del vehículo de su pareja.

Tras ello, fue el mismo señor Rebolledo quien llamó a Carabineros, apostándose en el lugar de los hechos dos patrullas y dándose inicio a una serie se graves irregularidades que el señor Rebolledo precisa se tradujeron en constantes burlas y atropellos en razón de su orientación sexual por parte de los funcionarios policiales.

Frases del tipo “maricón”, “hay que matar a los maricones” o “a éste hay que violarlo”, fueron constantes de parte de un funcionario, en medio de risas de los otros policías, relató.

El afectado-añadió- que tras recibir un golpe en su rostro de parte de un funcionario policial, “perdí por unos instantes el conocimiento, despertando cuando debía constatar lesiones en el Hospital de Castro”.

Luego “al interior de la Comisaría de Castro un policía me rajó el pantalón, intentaron obligarme a practicar sexo oral y fui agredido con una luma en mi trasero. Además estuve toda la noche esposado a un catre, sin movilidad”

Rebolledo puntualizó que “en ningún momento me leyeron amis derechos y tras ser trasladado al día siguiente a control de detención en el Juzgado de Garantía, jamás me devolvieron un reloj que me había regalado mi abuelo”.

Por estos hechos, el 4 de septiembre Rebolledo interpuso una denuncia por tratos vejatorios y robo ante la Fiscalía Militar en la Prefectura con sede en Castro, acción que ha sido corroborada al diario La estrella de Chiloé por el teniente coronel Francisco González.

Más noticias

Más en soychiloe.cl