Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Hijo robado al nacer encuentra a su madre biológica en Chiloé

    Jeremy Pixton viajó desde Estados Unidos, donde creció, a buscar a su madre ancuditana, quien se enteró hace apenas unos días que su hijo no había nacido muerto como le hicieron creer, sino que lo habían dado en adopción.

    Una triste historia con final feliz tuvo en Ancud el más emotivo de sus episodios, protagonizado por Blanca Gallardo y Jeremy Pixton, madre e hijo, respectivamente, quienes fueron separados cuando él nació y ayer se reencontraron luego de 41 años y 10 meses.

    Los ojos de Blanca brillaban por la emoción y por las lágrimas que a rato brotaban de ellos y recorrían sus mejillas, el mismo semblante que tenía su hijo cuando arribó a su modesta casa este miércoles a eso de las 18 horas y caminó al reencuentro en el sector rural de Pupelde Bajo, enfrentando por primera vez en directo a quien le entregó la vida y con quien se estrechó en un largo abrazo, acompañado de caricias mutuas.

    Pixton, de nacionalidad estadounidense, ha pasado prácticamente toda su vida en el país del hemisferio norte, adoptado por una familia norteamericana; sin embargo, hace un tiempo comenzó la búsqueda de su madre biológica que finalmente encontró en Chiloé.

    El joven fue dado a luz en octubre de 1976 en el Hospital San Borja de Santiago, donde a su madre le dijeron que el niño que esperaba había nacido muerto.

    Pero no fue así. Según los antecedentes recabados, el menor chileno fue dado en adopción a través de un abogado de nuestro país y miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días a una pareja norteamericana de la misma religión mormona en el estado de Utah.

    Constanza del Río, directora de la organización no gubernamental Nos Buscamos, que se dedica desde hace cuatro años a la búsqueda de niños sustraídos, explicó a La Estrella de Chiloé cómo se gestó el reencuentro, relatando que “esto comienza cuando él se registra en nuestra página www.nosbuscamos.org como adoptado buscando su familia biológica, porque él sabía que era adoptado y era chileno, y la fecha de nacimiento y el hospital”.

    Cuenta que desde ahí su ONG partió en esta tarea, hurgando en documentos del Servicio de Registro Civil e Identificación. “Solicitamos las actas y certificados de nacimiento originales y en el certificado no aparecía nada, pero en el acta de parto sí aparecía el nombre completo de la madre y la empezamos a buscar vía rutificador, internet y así descubrimos que vivía en Ancud”, revela.

    Nos Buscamos hizo gestiones con la Segunda Comisaría de Carabineros de Chillán, donde trabaja Lilian Fuentes, que se dedica a reencontrar familiares en todo Chile. La funcionaria realizó el enlace con sus colegas de Ancud, quienes dieron con el domicilio y con Blanca Gallardo.

    Una vez los policías en casa de la chilota, le comunican que su hijo la estaba buscando y quería contactarse con ella, a lo que la progenitora responde con sorpresa, ya que hasta la fecha ella creía que su primogénito había muerto en el parto y al hablar con Del Río por teléfono le recalca que ella nunca dio a un niño en adopción.

    Jeremy, mientras tanto, solicitó la práctica de un examen de ADN para confirmar, lo cual dio positivo.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soychiloe.cl